Lorenzetti pidió terminar con la impunidad

Anunció la creación de un cuerpo de peritos especializados en lavado de dinero y criminalidad económica. Reclamó la formación de una Policía Judicial e instó a erradicar la violencia de género.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), Ricardo Lorenzetti, consideró necesaria “una política de Estado para terminar con la impunidad”, reclamó la creación de una Policía Judicial, anunció la creación de un grupo anticorrupción y pidió “terminar con la violencia de género”.

Las declaraciones del magistrado fueron vertidas en el marco del discurso de apertura del Año Judicial 2016, en el que instó a los tres poderes de la Nación a realizar un trabajo conjunto.

“Es urgente una política de Estado que involucre a los tres poderes para terminar con la impunidad. Que el proceso tenga una finalidad y termine con una sentencia clara”, recalcó.

Sobre los casos de corrupción y narcotráfico evaluó como “muy importante” la creación de la “policía judicial”, idea que comparten varios de los magistrados que asistieron al acto en el cuarto piso del Palacio de Tribunales, sede del máximo tribunal judicial.

Lorenzetti opinó que la creación de “un cuerpo de investigadores judiciales” es “fundamental” para “terminar con la impunidad.

“Hemos creado un cuerpo de peritos anticorrupción. Hoy se terminó el concurso; hemos firmado la resolución para que los jueces tengan mayor asistencia en los delitos de lavado de dinero y criminalidad económico. Incluso hemos ampliado ese cuerpo de peritos”, subrayó el magistrado.

Sobre los casos de narcotráfico, lamentó que los recursos del Poder Judicial atiendan más a los casos de “consumo” que a los de comercialización y distribución de estupefacientes.
Las estadísticas “reflejan que la mayoría de los casos son sobre consumo y no debería ser así. No puede ser”

“No hacemos política”
Ante los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad); la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y otros operadores judiciales, Lorenzetti negó que el Poder Judicial haga “política”, y sostuvo, en cambio, que la actuación de los magistrados supone “ocuparse del bien común”, además de “poner límites y proteger derechos”.

Al mencionar el “rol de los jueces”, en lo que calificó como un “momento extraordinariamente importante”, el presidente de la Corte puso como ejemplo al papa Francisco porque “no se ocupa sólo de la cristiandad” sino que “se dirige a toda la humanidad”.

En tal sentido, opinó que los jueces no pueden permanecer ajenos a los temas “centrales” que preocupan a la población y parafraseó a un filósofo griego que dijo que “los indiferentes a la cosa pública son inútiles”.

“No es nuestro deber gobernar, pero sí poner límites y control, para proteger los derechos” de la población, precisó el titular de la Corte, quien reclamó “estabilidad” e “independencia” como factores de protección “para quienes tienen que tomar decisiones”.

“Hay que entender -dijo Lorenzetti- que hacer política es el rol que la población les adjudica a los poderes judiciales”.

Artículos destacados