Anulan acuerdo conciliatorio

La Sala III de la Cámara Nacional del Trabajo dejó sin efecto un acuerdo conciliatorio, tras quedar demostrado que el abogado que representó a la trabajadora en ese acto había sido designado por la propia empleadora. Según testimonios, la actora se retiró de la oficina y no le dieron tiempo “a llevar sus pertenencias”, pues dejó su puesto de trabajo “para ir a hablar con los abogados a la oficina de recursos humanos y que no volvió”, lo cual acreditó para los jueces la manipulación que acusaba la demandante.

Artículos destacados