«No es fiable el origen de los datos que procesa el Indec»

Convocado por la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba, el vicedecano de la casa de altos estudios homónima de la UBA, Miguel Ángel Vicente, dialogó con Comercio y Justicia sobre la negativa de la UBA a participar en el consejo que asesorará al Gobierno nacional sobre los cambios en el Indec.

-¿Por qué no aceptaron la propuesta del ministro de Economía Amado Boudou, sobre el Indec?
-Porque falta claridad en el origen de los datos que releva el organismo. Es decir, no está claro aún con qué datos se va a trabajar. Una cosa es poder opinar sobre la metodología de trabajo con que se mide tal o cual cosa; eso es fácil de conocer. Ciencias Económicas fue la primera facultad que se negó a la propuesta, luego le siguió Ciencias Sociales. El problema está en que no es ni claro, ni fiable, de dónde se obtienen los datos. La pregunta del millón sigue siendo si esta propuesta del Gobierno se hace para validar lo que ya se está haciendo, o si hay una verdadera intención de hacerlo bien.

-Sin embargo, el ministro aún asegura que lo van a integrar…
-Habrá que ver entonces si logran convencer a los decanos.
Vicente disertó sobre “Nuevas tendencias en Marketing para comprender las claves de la Competitividad Empresaria”, debido a su experiencia docente en las asignaturas Comercialización y Administración de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y como director de las carreras de posgrado Especialización en Pequeñas y Medianas Empresas y Especialización en Marketing y Competitividad de esa casa de estudios.

-¿Cómo enfrentan las empresas los cambios de la coyuntura?
-Se superponen tres eventos. Primero, se da una crisis que es positiva y es la que tiene que ver con los cambios científicos y tecnológicos. Pensemos en los avances en materia de biotecnología, informática y de telecomunicaciones. Estos cambios solos, sin una crisis internacional como la que estamos atravesando, habrían generado una crisis. En estos últimos días se ha estado hablando de los trajes de los nadadores que compiten a nivel internacional y cómo a partir del desarrollo de la biotecnología estos trajes hacen que el deportista adquiera mayor agilidad en el agua. Esto es una revolución de la ciencia. También está Internet, que desde hace tiempo ya ha conformado un nuevo continente sin límites, porque un niño aquí en Argentina puede estar chateando o jugando con otro de África, y uno de Estados Unidos sin importar el tiempo y el espacio. Internet también trae aparejadas nuevas formas de comercio, pensemos en el e-commerce. Es decir, se ha revolucionado todo lo que tiene que ver con el marketing. Se han dado cambios políticos, sociales y económicos en el mundo que también se interrelacionan con los negocios.

El segundo evento que enfrentan las empresas tiene que ver con la crisis internacional propiamente dicha. En ese caso, se dice que en el próximo semestre ya estaríamos tocando el piso. Yo creo que ya estamos teniendo buenos indicios, lo que nos hace pensar que en el año próximo podríamos estar comenzando a transitar el camino de recuperación.
El tercer evento es la crisis argentina, que no es consecuencia de la crisis internacional sino que es anterior y tiene que ver con la política. Todo esto genera oportunidades, también para Argentina. Ahora, Argentina podría aprovechar el moment

Artículos destacados