Lo que piensan los médicos sobre su salud y actividad

Una nueva investigación sobre la realidad de la profesión médica ahondó la percepción de los galenos sobre su propia salud y su actividad. Se trata de un estudio cualitativo que empleó el análisis del discurso de médicos latinoamericanos convocados para expresarse libremente sobre su condición.
Susana Gallardo y Laura Ferrari, ambas investigadoras de la Universidad de Buenos Aires (UBA), fueron convocadas por el portal Intramed para llevar a cabo el estudio que aplicó la teoría de la valoración sobre los dichos de los médicos.
En cuanto a la salud, éstos la consideraron como un bien “muy valioso”, sobre todo la salud mental que sería la que está más en riesgo. Sin embargo, al analizar su actitud frente al tema, los médicos se ven a sí mismos como “descuidados” y “despreocupados”.

En tanto que, respecto al sistema de salud donde están insertos, el informe señaló que desde la perspectiva de la ética, el sistema fue condenado por los profesionales como “abusivo” y acusado de “explotar” y maltratarlos.
Para referirse a esta situación, las investigadoras detectaron que usan un nuevo término: la felpudización de los médicos. “Este neologismo da cuenta de un proceso metafórico que provoca esta situación denunciada”, dicen Gallardo y Ferrari y ejemplifican con la siguiente expresión vertida por uno de los investigados. “Se produjo la felpudización de los médicos, salvo los anestesistas; somos explotados, como si no tuviésemos derecho a tener un buen nivel de vida, incluso muchas veces castigados por hacer un break o ir a tomar un café”, citaron.

Los malos hábitos que tienen también merecieron un capítulo especial. Los reconocen perjudiciales para la salud y un ejemplo pernicioso para sus pacientes.
“Es increíble ver las tasas de consumo de tabaco, alcohol y hasta drogas por colegas nuestros, algo que riñe con la más trivial de las lógicas… ¿Consultaría usted a un dentista sin dientes? ¿Tendría peso la opinión de un nutricionista con mucho peso? Cosas individuales para meditar y modificar cuando se pueda”, detalla el informe sobre una de las apreciaciones vertidas por uno de los profesionales objeto de estudio.
“Lo curioso de todo esto es que tenemos identificados todos nuestros factores de riesgo y pocas veces hacemos algo para mejorarlos. Creo que tenemos una cruel adicción al trabajo, a no comer bien ni descansar y por supuesto a no pasar tiempo con nuestra familia”, agregó otro.

“Lo más destacable es el juicio negativo de estima social hacia el descuido de su propia salud, y el de sanción social de condena, desde la perspectiva ética, hacia el sistema de salud en su conjunto y, en particular, hacia los colegas en cargos jerárquicos. Sólo en unos pocos casos, los médicos expresan felicidad y satisfacción con la profesión”, fueron algunas de las conclusiones a las que arribaron las investigadoras.

INFALIBLES
Atribuyen el descuido de su salud al considerarse “infalibles” o “por orgullo”. “Creo que nos enfermamos porque siempre pensamos que el enfermo es el otro y que a nosotros, superpoderosos, nunca nos va a tocar…&r

Artículos destacados