«La vitrificación mejora la reproducción asistida»

La preservación de la fertilidad en pacientes con cáncer es un tema de interés médico internacional de mucha actualidad. Particularmente en Córdoba, más del 10 por ciento de las mujeres con cáncer de mama tienen menos de 40 años, por lo que la reciente técnica de vitrificación tiene grandes perspectivas de crecimiento, según explicó a Comercio y Justicia José Pérez Alzaa, director de la Fundación Fecundart, institución que realiza técnicas de reproducción asistida.
“Es una técnica de criopreservación ovocitaria (congelamiento ultrarrápido a 196 grados bajo cero) que va a cambiar y mejorar mucho los resultados que se obtenían con la técnica anterior, que era la congelación de embriones. Seguramente modificará el resto de la reproducción asistida y puede cambiar el trabajo diario y cotidiano de todos los centros especializados”, aseguró Pierre Boyer, médico francés especialista en la materia, quien estuvo la semana pasada en Fecundart para donar y dejar a punto un termo avanzado para la conservación de material ovocitario.

En lo que respecta al marco legal para la aplicación de esta técnica, Pérez Alzaa puntualizó que no existe ninguna ley relacionada con el tema y que “lo único que dice el Código Civil es que nos consideran persona a partir de la fecundación del vientre materno”. “Esta técnica puede ayudar a evitar el congelamiento de embriones -que es lo que se hace generalmente- ya que lo que se vitrifica es el material ovocitario. A nosotros nos genera mucha responsabilidad ya que muchas parejas que nos dejan sus embriones muchas veces no vuelven más porque se divorcian o por otros motivos”, dijo el director de Fecundart.

Mayor efectividad

Según los especialistas, la descongelación de óvulos da resultados muy bajos: sólo un 20 por ciento llega a convertirse en un embarazo; mientras que los embarazos con óvulos vitrificados tienen valores prácticamente iguales a un tratamiento con óvulos frescos.
“En el mundo, hasta ahora, hay 500 niños nacidos con esta técnica. El primer nacimiento fue en 1989, pero la mayoría se dio después de 2005. Ya se pasó de un período de investigación a algo que se está desarrollando en todo el mundo”, dijo Pierre Boyer.
Por otra parte, el nuevo “termo de conservación” con el que cuenta la Fundación garantiza una “bioseguridad” muy superior a la tecnología actual. “Básicamente, se trata de un recipiente para guardar el material que se necesite y que está conectado a un sistema de alarma que avisa, por ejemplo, cuando se bajan los niveles de estrógeno. Es una metodología similar a la que se usa para guardar sangre”, aseguró el especialista francés.

Motivos

En palabras de los médicos, los problemas de fertilidad en el mundo van a ser cada día más frecuentes, principalmente, por tres motivos: el aumento de la obesidad, el incremento de las enfermedades de transmisión sexual y el retardo de la maternidad en las mujeres. “Nuestras madres se embarazaban entre los 20 y los 30. Hoy las mujeres buscan hijos entre los 30 y los 40 y nos consultan alrededor de los 35 años, cuando ya es más difícil”, finalizaron los especialistas.

Artículos destacados