Es un buen momento para salir a fondearse en el mercado interno

Desde la crisis de las hipotecas subprime y los primeros indicios de recesión en Estados Unidos, el mercado financiero internacional ya no es el mismo. Las turbulencias generaron cautela y contracción. Las operaciones se redujeron y se encareció el costo del dinero.
El panorama no es el mejor para salir a fondearse en el exterior y menos aún para Argentina, con un riesgo país creciente y antecedentes que no la favorecen.
Pero la situación no parece replicarse en el mercado interno. Al menos así lo entiende el gerente General del Banco de Córdoba, Pablo Viera, para quien la inestabilidad internacional no afectará la toma de dinero en el país.
De hecho, el funcionario anticipó la inminente salida al mercado de un nuevo tramo del fideicomiso garantizado por créditos personales, en este caso por 40 millones de pesos. “Vamos a salir en abril con el segundo tramo”, señaló Viera, quien en diálogo con Comercio y Justicia repasó las principales herramientas de fondeo que tiene pendientes la entidad.

– La línea de hipotecarios que acaban de lanzar se fondeará con recursos propios, pero ¿qué pasará con los tramos que se liberen desde el año próximo?
– El banco está trabajando desde hace varios años fuertemente para tener, como toda entidad financiera, distintas fuentes de fondeo. El fondeo de esta línea no se agota con algún tramo de fondeo internacional que podría estar tramitando la Provincia para que este programa dure los cuatro años en los que está previsto. El banco por sí mismo ha venido desarrollando distintas herramientas de fondeo. Unas que son locales para captar más depósitos del sector privado a través de algunos incentivos a la constitución de plazos fijos con una renta asegurada. Hay distintas herramientas que ha sacado el banco. Recientemente ha salido con un plazo fijo que ofrece la posibilidad de que el colocador de los fondos se asegure una tasa mínima y además va por una variable. Esa es una herramienta que ha desarrollado y que tiende a mejorar las distintas fuentes de fondeo.
La otra es la emisión de un fideicomiso. Es un fideicomiso financiero que obtuvo la aprobación de la CNV y hoy tenemos aprobado un programa global de fideicomiso por 300 millones de pesos. A fines del año pasado colocamos el primer tramo. Nos fondeamos en 30 millones de pesos. Fue un éxito porque tuvo sobreoferta. Y ahora, este mes, estamos saliendo al mercado con un segundo tramo de este fideicomiso por 40 millones de pesos. Esto es securitizar, colocar préstamos personales en el mercado y a la vuelta de un tiempo, según las necesidades de fondeo, tiene un programa aprobado por CNV por 300 millones, o sea que en cualquier momento el banco puede ir al mercado y colocar estos préstamos en un fideicomiso, lo cual le vuelve a generar capacidad para seguir prestando. Ese programa es abierto a distintas líneas de préstamos, no sólo a personales y está previsto, en algún momento, si hay necesidad de armar una serie de fideicomisos con préstamos hipotecarios, se puede armar una serie, tanto con éstos como con los de la línea anterior. Es un programa abierto, aprobado por CNV y tiene calificación de calificadoras internacionales.
– ¿Es buen momento para salir con un nuevo tramo del fideicomiso?
– Sí, es buen momento. Justamente, en el mercado local, los productos de este tipo están colocándose bien. Quizá no sea el momento apropiado para ir al exterior a tomar fondos. El banco está trabajando en la emisión de Obligaciones Negociables (ON) en dólares por unos 150

Artículos destacados