El método adecuado de resolución de conflictos

El Colegio de Abogados de Córdoba organizó este viernes, como lo viene haciendo desde hace cuatro años, el “Encuentro de Abogados Mediadores”. El evento fue coordinado por la directora de la Sala de Mediación del Instituto de Estudios Jurídicos del Colegio de Abogados de Córdoba, María Silvia Maine, y la secretaria académica, Ana María Sucaría. Con ellas dialogó Comercio y Justicia, entre otras cuestiones respecto del trabajo profesional de los mediadores, la necesidad de crear un código de ética que abarque a quienes ejercen esta tarea y la viabilidad de conformar un tribunal de disciplina.

-¿Qué evaluación hacen sobre la aplicación de la mediación en Córdoba?
-MSM: Nuestra provincia poco a poco se está abriendo paso a esta nueva posibilidad. La mediación está siendo valorizada y también más reconocida. Creemos que resolver los conflictos de este modo es muy importante. Es un gran avance pensar que las partes afectadas por un conflicto se puedan hacer cargo de un problema, antes de que una tercera persona lo resuelva por ellos.
-AMS: En Córdoba nos costó mucho más que en Buenos Aires introducir la mediación; el abogado cordobés es muy litigante, muy controvertido. Creo que es por la formación con que salimos de la universidad. A diferencia de nuestra provincia, en Buenos Aires el abogado es más negociador y, por lo tanto, la mediación se implementó más rápidamente y ellos se acostumbraron. Acá, los principales opositores fueron nuestros propios colegas.
-MSM: Sin embargo, también hay que decir que hoy tenemos conversos, algunos que negocian extraordinariamente bien y que ya no nos van a necesitar; se ha producido un movimiento muy grande. Los que todavía se niegan es por desconocimiento.

– ¿Qué está faltando para que la mediación se transforme en una herramienta más extendida?
-AMS:
Sin dudas, tener más difusión de los logros obtenidos mediante esta metodología, que se llama alternativa pero que no debería ser denominada de ese modo. La mediación es un método adecuado de resolución de conflictos.
-MSM: Además, también sería importante que la ley se reformara y se aplicara la mediación en cualquier causa antes de la judicialización; hoy la ley sólo prevé tres causales y en los demás casos es voluntario.

– ¿Qué pasa con los mediadores que no son abogados?¿están de acuerdo con esta cuestión?
– AMS:
La ley prevé que no es necesario que un mediador sea abogado. Pero nosotros, los abogados, entendemos que en la mesa de negociación no puede faltar un letrado. No hay que olvidar que lo que acuerdan las partes debe ser homologado por un juez, entonces lo que se debe acordar no puede estar contrario a la ley. Un arquitecto, por ejemplo, puede saber de técnicas de mediación, pero a lo mejor puede desconocer que el alimento de los niños es irrenunciable y en el acuerdo suscribir que la mujer renuncia a ese derecho.

– La necesidad de un código de ética para los mediadores es otra preocupación que ustedes plantearon. ¿Por qué?
– MSM:
Porque hoy nos regimos con el código de ética que tenemos, según la profesión de cada uno. Nuestra intención es lograr que nuestro trabajo sea cada vez mejor, entonces lo que proponemos es la creación de

Artículos destacados