El gran peso del “techo de cemento” en las mujeres

Un especialista en conciliación entre vida familiar y empresa asegura que el temor a perder oportunidades personales pesa más que el “techo de cristal” asociado a falta de igualdad de oportunidades frente a los hombres.

“Techo de cemento”. Así se le denomina al autobloqueo que las mujeres se imponen para darle prioridad a la familia frente a la carrera laboral, evitando producir conflictos en ese difícil equilibio entre vida profesional y vida personal. Hay especialistas que consideran que este “techo” pesa más que el “de cristal”, aquel que refiere al límite invisible que sufren las mujeres por falta de igualdad de oportunidades frente a los hombres.

El “no, gracias” que dicen aquellas que rechazan un ascenso para preservar la dedicación a  sus hijos, a pesar de sentirse preparadas y mantener intacta la ambición de desarrollo en la empresa, está siendo estudiado por especialistas de Recursos Humanos. Patricia Debeljuh, doctora en filosofía, licenciada en Relaciones Industriales e investigadora del Centro Conciliación Familia y Empresa de la Escuela de Negocios de la Universidad Austral, es una de ellas.

La especialista, quien disertó en el marco de una jornada sobre Mujer y liderazgo, organizada por Walmart en Córdoba, señaló a Comercio y Justicia que hay empresas que ya están trabajando para enfrentar tanto el “techo de cemento” como el de “cristal”.

De mamá a mamá primeriza
En este sentido, ejemplificó que ya hay un empresa financiera que implementó un programa de mentoring, donde trabajadoras que son madres transfieren su experiencia y acompañan a mamás nuevas frente al temor a “no poder con todo”.

Otra firma, en el marco de la implementación de  un modelo de organización “familiarmente responsable”, también instauró una estrategia similar para las mujeres denominada “maternity coaching”.

Debeljuh concluyó que “el techo de cemento” pesa más que el de “cristal”  y lo dice tras obtener resultado de una encuesta entre mujeres trabajadoras que develan que lo que más las inhibe  para desarrollar la carrera profesional “es el temor a no poder aliar el ámbito familiar con el personal”.

El sentido de culpa, la autoexigencia de ser mamá superpresente y a la vez estar siempre arreglada, con la casa en impecable, son hoy grandes protagonistas que les impide escalar en el organigrama empresarial.

Igualdad con los hombres
Un consejo de equidad de género

De acuerdo con la tendencia en otros países, en Argentina ya hay empresas que empiezan a implementar un consejo de equidad de género para promover la  igualdad de oportunidades para mujeres y hombres. Un caso es el de Walmart, que este año creó el propio y que busca promover equidad en “el acceso al empleo, condiciones de trabajo, capacitación, desarrollo y  la participación  en los procesos de toma de decisiones”, según explicó Patricia Diez, presidenta del mencionado comité de la firma a nivel nacional. Hoy, la cadena cuenta con 10.000 empleados, 45% de ellos mujeres, y busca promover más mujeres hacia los mandos medios y gerenciales

Artículos destacados