Diseño: crece la demanda laboral de este perfil profesional pero no la remuneración

La inserción de los diseñadores en el mercado presenta desafíos relacionados con el nivel de integración de la actividad en distintos rubros de la economía y en la sociedad argentina.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) difundió el segundo informe sobre los datos que mostró la Encuesta Laboral para diseñadores que este instituto desarrolló en 2013.

En esta oportunidad, la información versa sobre la insersión del diseño en la economía y la sociedad argentina y se analiza el empleo y las tareas que desempeñan quienes tienen este perfil profesional en el país.

La principal conclusión de la investigación resalta que aunque en los últimos años ha crecido la demanda laboral del diseño, todavía persisten dificultades relativas al nivel de remuneración de estos trabajadores, quienes usualmente deben compensar sus ingresos con un segundo trabajo.

“La inserción laboral de los diseñadores presenta grandes desafíos actuales y futuros y se encuentra directamente relacionada con el nivel de integración del diseño en la economía y sociedad local”, señala el segundo informe sobre la Encuesta Nacional para diseñadores.

“La gran cantidad de diseñadores que trabajan en forma independiente para complementar su salario y la importancia de las tareas de comunicación, branding y marca para todas las áreas de especialización reafirma nuestro postulado de que existe una mayor sensibilización en la demanda sobre estos temas y en muchos casos estas intervenciones resultan una puerta de entrada para incorporar diseño en las empresas”, indican las conclusiones del estudio, al resaltar los aspectos positivos de la integración del perfil profesional en las empresas locales.

Pero -asegura la investigación- “aún resta un largo recorrido para que el diseño sea comprendido como una herramienta estratégica para mejorar la competitividad de la economía y la calidad de vida de la población”.

Más de un trabajo y autoempleo
Según indican los resultados de la encuesta, es práctica habitual entre los diseñadores argentinos contar con más de un empleo.

En algunos casos esa decisión proviene de la búsqueda de una futura independencia laboral y en muchos otros de la necesidad de mejorar sus ingresos.

En este aspecto, los resultados del estudio del INTI revelaron que 41% de los encuestados con trabajo reconoció tener más de un tipo de empleador.

En este contexto, 64% de los diseñadores trabaja para empresas privadas, las cuales son fundamentalmente micro, pequeñas o medianas empresas.

Asimismo -dice la investigación-, el autoempleo cumple un importante rol entre los diseñadores. Así, 40% de los encuestados con empleo afirma haber trabajado por su cuenta en el último año, porcentaje significativamente mayor entre los diseñadores gráficos -entre quienes alcanza 46%-.

Sin embargo, sólo 36% de los diseñadores que trabajan en forma independiente vive exclusivamente de ello, ya que el 64% restante lo complementa con algún otro empleo.
Sobre los ingresos promedio, un tercio de los encuestados que trabaja independientemente recibe mensualmente por su trabajo $3.300 o menos, indicó el INTI.

Tarea de diseñador
La remuneración de los servicios de diseño no sólo está asociada al tipo de empleador sino también está relacionada con el tipo de tareas que se demandan, señala el estudio del instituto.

“En esta línea, los bajos ingresos que genera gran parte de los diseñadores nos lleva a plantear algunas hipótesis. Una ligada al grado de madurez del mercado respecto al diseño, el cual tal vez todavía se encuentre en un proceso de acercamiento al diseño. La otra relacionada con la oferta amplia, con competidores de baja calificación que disminuyen el piso de las remuneraciones, altamente heterogénea y con resultados muy dispares”, señala el INTI en su comunicado.

En cuanto a las tareas que desarrollan estos perfiles profesionales, la encuesta reveló que son múltiples y que 51% de los entrevistados ha realizado trabajos ligados a la comunicación corporativa, 36% al diseño industrial, 27% al modelado 3D, 26% a la docencia y 26% al diseño web.

“Los diseñadores efectivamente realizan una amplia variedad de tareas: los encuestados con empleo han realizado, en promedio, tres tipos de tareas diferentes en el último año. Asimismo, entre los más populares se destacan los trabajos realizados en comunicación, branding y marca, los cuales han ocupado a más de la mitad de los diseñadores”, señala el estudio.

Artículos destacados