Cómo comenzar a trabajar la comunicación interna

La comunicación se encuentra presente en todos los órdenes de la vida, en todas las relaciones humanas y organizacionales. Ello hace necesario que los departamentos de recursos humanos cuenten con políticas, herramientas y recursos de comunicación que sean capaces de crear, mantener y potenciar vínculos relacionales entre los distintos agentes de la vida corporativa. Así, se contribuirá a generar una mejor calidad de vida en la organización favoreciendo la pertenencia.
El comunicador, integrado al área de recursos humanos, debe ser capaz de generar formatos eficaces que se traduzcan en resultados cualicuantificables y, por ende, falibles de generar rentabilidad.

Ahora bien, trabajar en comunicación requiere conocer la realidad. Para ello será necesario aplicar herramientas de la investigación y el análisis de las distintas variables que se entrecruzan en la organización y sus activos humanos, con el objeto de entregar información estratégica que permita agregar valor a toda la estructura organizacional. Así, se podrán tomar decisiones contextuadas, que posibiliten mejorar cualitativamente la vida de la organización, la pertenencia de sus miembros y el posicionamiento competitivo de cara al mercado.

Algunos de dichos estudios son:

– Diagnóstico de clima organizacional: para conocer las percepciones y nivel de compromiso del personal. Permite establecer líneas de acción, medir efectos y orientar intervenciones organizacionales.

– Diagnóstico de cultura organizacional: el estudio permite detectar las variaciones existentes entre los ideales definidos por la Dirección y sus características actuales, permitiendo aplicar acciones más precisas de alineamiento.

– Auditoría de comunicación interna: estudia los distintos canales, niveles, soportes y ruidos existentes en los procesos de comunicación e información. A partir de allí, se ejecutan las medidas correctoras para cada caso.

– Detección de necesidades de capacitación: partiendo de un análisis de las competencias que exigen los roles laborales, se busca elaborar un perfil de capacitación acorde al objetivo organizacional.
Una vez que contamos con la información estratégica, es momento de comenzar a estructurar una política de comunicaciones internas.

(*) Relacionista público, coordinador de los departamentos de RRPP y de investigación de los RRHH de Consultores de Empresas.

Artículos destacados