Según el Cippes, la devaluación sumó en dos meses 1,5 millón de pobres

Pobreza. El Indec debía informar los datos oficiales en el mes de abril pasado, pero no lo hizo. Adjudicó la omisión a cambios en la metodología de cálculo.

A fines de febrero, 13,7 millones de argentinos estaban por bajo del límite de pobreza, es decir, 33% de la población. Y 670 mil personas pasaron a ser indigentes (respecto de diciembre de 2013) a partir de la suba de 13% en el Índice Barrial de Precios, que se monitorea en nueve provincias.

La devaluación de comienzos de año incrementó la tasa de pobreza a 33% de la población, implicando esto 1,5 millón más de argentinos en condición de pobreza con respecto a fines de 2013, según el trabajo realizado por el Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes).

Según el informe difundido ayer, la pobreza habría alcanzado a 13,7 millones de personas hacia fines de febrero.

“Tomando como base diciembre de 2012, nuestra información señala un incremento anual en las personas en condición de pobreza de 3,12 millones respecto de febrero de 2014”, se explicó en el trabajo. “Pero si la comparación de la situación a febrero de 2014 se realiza con respecto a junio de 2013, los datos establecen que, en poco más de seis meses, la pobreza habría aumentado en 2,82 millones de personas, indicando claramente que dicho fenómeno se agudizó dramáticamente en el último tiempo”, agregó Pablo Gallo, titular del organismo.

La aceleración de los precios, del orden de 13% para los primeros dos meses del año -siguiendo el Índice Barrial de Precios (IBP) que monitorea el Cippes en nueve provincias argentinas-, también implicó, según el trabajo, que unas 670 mil personas se sumaran a la indigencia con respecto a diciembre de 2013, llegando a representar, en febrero de 2014, 8,4% de la población.

“Eso significa que unos 3,5 millones de personas en Argentina no tienen ingresos suficientes para acceder a los alimentos básicos”, se indicó.

Con respecto a junio de 2012, las personas en condición de indigencia se habrían incrementado en 845 mil y, en relación con junio de 2013, el incremento en las personas en condiciones de indigencia alcanzó 1,2 millón, se explicó.

Córdoba, hasta el año pasado
Al difundir los datos hacia fines de 2013, el Cippes informó que en Córdoba 26,8% de la población vivía bajo el umbral de pobreza y 8,7% bajo la de indigencia.

“Esto equivale a casi 909 mil y 297 mil personas, respectivamente”, detalló el informe, que agregó: “Entre diciembre de 2013 y diciembre de 2012 la pobreza aumentó 1,6 punto porcentuals (63 mil personas), y la indigencia 2,1 (75 mil personas).

Falta un plan integral
Al evaluar los números, los directivos del Cippes consideraron fundamental que el Gobierno nacional comience -”seriamente”- a implementar un plan antiinflacionario integral. “No basta con el programa Precios Cuidados, ya que éste no ha tenido ningún tipo de efecto para contener la abrupta suba de precios experimentada en el primer bimestre de 2014, como tampoco tuvieron éxitos los implementados el año pasado”, consideraron.

“Es fundamental abandonar la especulación política existente en torno a las cifras actuales de la pobreza para poder asumir la gravedad de la situación social”, dijeron y consideraron necesario que los distintos estamentos del Estado “redoblen esfuerzos respecto a sus políticas sociales” y que puntualmente la Nación “debería duplicar todas las partidas asignadas a materia social”.

Datos casi oficiales
Para la CTA, eran 7 millones los pobres a fines de 2013

La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) cercana al Gobierno nacional informó ayer que al menos siete millones de argentinos permanecen bajo la línea de pobreza y 1,7 millón no logra superar la línea de la indigencia. Este dato casi cuadruplica el último indicador informado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en octubre de 2013, cuando señaló que la pobreza afectaba 4,7% de la población durante el primer semestre de ese año.

El Gobierno debía informar en abril cómo se habían comportado los indicadores Pobreza e Indigencia durante el segundo semestre de 2013, pero no lo hizo y -dos días después de la fecha programada- adjudicó la decisión a “cambios en la metodología de medición”.
Al revelar los nuevos datos, el titular de la CTA oficialista, Hugo Yasky, reconoció la diferencia con los datos del Indec pero también destacó que este índice se encuentra “muy por debajo” de lo que apuntan las consultoras privadas citadas por la prensa.

Yasky dijo que la pobreza afecta a 7 millones de argentinos, unos 10 millones menos que en 2003, tomando como referencia el informe confeccionado sobre un estudio del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra).

El sindicalista explicó que “la metodología implementada es la misma que antes de la intervención del Indec, así evitamos cualquier sospecha, y también es importante recalcar que se hizo sobre la base de los datos medidos en nueve provincias”.
Yasky precisó que la indigencia afectó en 2013 a 4,2% de los argentinos, equivalente aproximadamente a 1.722.000 personas. Así, la pobreza descendió desde 22,8% en 2003 a 8,4% en 2007; y “continuó en franca baja hasta 2013”, evaluó Yasky.

Políticas activas

– El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó los “estímulos” y las “políticas activas” que lleva adelante el Gobierno nacional para “mantener el sostenimiento e incremento” del nivel del empleo.

– “Hacemos un seguimiento pormenorizado de cada actividad, del impacto de la actividad económica en el empleo y estímulos para garantizar y propiciar estímulos para sostener la actividad económica y mantener las perspectivas de sostenimiento e incremento del empleo”, remarcó ayer el funcionario durante su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Artículos destacados