Provincia analiza un nuevo revalúo de inmuebles urbanos

Apuntará a recomponer valores conforme la suba de la inflación y así evitar un nuevo atraso. Sin embargo, la aplicación aún no está resuelta. Influyen el escaso aporte de ingresos y el alto impacto político y social. No habría mayores variantes en el resto de los tributos, excepto las ya anunciadas. Por Alfredo Flury /aflury@comercioyjusticia.info

El Gobierno provincial analiza aplicar un nuevo revalúo para las propiedades urbanas, en línea con la suba de la inflación y particularmente en el rubro inmuebles y construcción.

En tanto, para el Inmobiliario Rural no habría mayores cambios respecto al tributo y a las tasas que se cobran al sector, aunque el tema podría comenzar a vislumbrarse hoy en el encuentro que mantendrá la Mesa de Enlace, convocada por el Ministro de Agricultura y Ganadería, Carlos Gutiérrez. También para ese impuesto no se descarta algún retoque.

El posible incremento fue anticipado a Comercio y Justicia por fuentes del Ejecutivo al tanto de la elaboración del proyecto de Presupuesto, Código Tributario y Ley Impositiva Anual para 2011, que por estas horas se encuentra en su etapa de cierre.

La intención oficial es presentar el paquete de proyectos económicos en los primeros días de noviembre, poco antes de la fecha límite impuesta por ley, que vence el 15 del mes próximo.

Si bien el tema aún está en análisis, la intención oficial es “actualizar” el valor de tierras y mejoras para de esta forma evitar un nuevo atraso en las valuaciones, que permanecieron sin  movimiento desde 1999 y hasta este año, cuando entraron en vigencia los cambios originalmente dispuestos.

Específicamente y según las leyes económicas en vigencia, para este año se aplicó un mix entre revalúo y cambio de alícuotas que implicó subas de hasta 48% en el cedulón del tributo. Esos ajustes incluyeron casi 50% de las propiedades urbanas y de manera progresiva, conforme el sector en que se ubicaran. La actualización promedio para 2010 fue de 19%.

En cuanto a la suba de este año, trascendió que ya se iniciaron “simulaciones” para analizar el impacto por zona de tal manera de encontrar un parámetro promedio que permita un aumento leve del tributo que, por un lado, no impacte de lleno en el humor de los contribuyentes y, por otra parte, permita al fisco mantener actualizados los valores inmobiliarios a los efectos tributarios que, más allá del último incremento, aún están muy por debajo del precio de mercado.

Con todo, las fuentes consultadas señalaron que, una vez concluido el trabajo, será el gobernador Juan Schiaretti quien en última instancia apruebe o no los cambios.

Es que no será la primera vez que una modificación tributaria es “bochada” a último momento por el gobernador, conocedor como pocos de la elaboración del presupuesto y ahora, como mandatario, del impacto político y social de cualquier anuncio de ese tipo.

En contra de la suba talla el muy buen flujo de fondos de la recaudación y las escasas exigencias financieras para cubrir el pago de deuda, luego del acuerdo con la Nación.

Asimismo, el Inmobiliario tiene un escaso aporte a la recaudación propia, por lo que una suba tendrá más efectos políticos y sociales que prácticos, traducidos en ingresos.

Como fuere, ese impuesto junto con el Automotor, son los únicos que gravan de manera progresiva el valor de un bien, a diferencia de la regresividad de Ingresos Brutos, que hoy aporta 75% de la recaudación propia.

En cuanto al resto de los tributos, las fuentes consultadas aseguraron que “no habrá mayores cambios”.

“Se reflejarán plenamente los cambios anunciados en Ingresos Brutos para la industria y los que saldrán por la suba de los montos de facturación para acceder al descuento del 30% para el comercio. No habrá mucho más”, señaló uno de los informantes.

En el caso de Sellos, continuarán las alícuotas actuales, ya incrementadas fuertemente este año, mientras que para Automotores se tendrá en cuenta la suba de la base imponible de los vehículos de acuerdo con las tablas de valores de la Asociación de Concesionarias (Acara).

De cualquier manera, en este caso se repite la misma situación que para el Inmobiliario: la última palabra la tendrá Schiaretti.

Rige desde hoy nuevo plan de pagos de Rentas

La Dirección de Rentas pondrá en marcha desde hoy un nuevo plan de pagos para tributos provinciales que, salvo el período excepcional hasta el 30 de noviembre próximo, tendrá condiciones más duras que el régimen vigente hasta la jornada de ayer.

El nuevo plan será para todos los tributos y tendrá diferentes condiciones según la fecha de acogimiento.

En todos los casos, caído el plan no tendrá posibilidad de reenganche, a diferencia de regímenes anteriores.

Desde hoy y hasta el 30 de noviembre se podrá adherir con planes de hasta 36 cuotas con un interés por mora de 1,2% mensual y por financiación de 0,8 a 1,2% mensual, según se trate de planes hasta 12 o hasta 36 meses.

El régimen no incluye anticipo y para el caso de Ingresos Brutos se podrá ingresar deuda corriente en hasta dos planes por período adeudado, con chances de pagar hasta en seis cuotas.

En el caso del resto de los tributos, el pasivo a incluir deberá corresponder a la anualidad anterior.

En tanto, después del 30 de noviembre y en adelante, el plan seguirá vigente aunque con otras condiciones.

El interés por mora será de 2,49% mensual y el de financiación, de 1,5%.

Asimismo, la extensión del plan y el anticipo dependerán del tipo de contribuyente de que se trate, con referencia a la base imponible o valuación fiscal de un inmueble o vehículo. Será más duro para quienes cuenten con bienes de mayor valor.

Artículos destacados