Las ventas cayeron 17,5% y noviembre fue el peor mes del año

Los efectos de la crisis internacional golpearon al país en noviembre, provocando una caída del 17,5% (volumenes físicos) en las ventas minoristas frente al mismo mes de 2007, según informó la Confederación Argentina de Mediana Empresa (CAME).
“La incertidumbre que provocan las noticias que vienen de afuera, y los temores por el impacto sobre la economía local, atemorizan al público que el último mes respondió frenando drásticamente su consumo”, indicó la entidad en un comunicado.
Según CAME, las caídas más fuertes se registraron en Calzados (con una merma del 29%), Joyerías (con el 35%), Inmobiliaria (con el 30%) y Textil (con el 28% menos).
Con bajas mayores al 25% se venció el punto de equilibrio y muchas empresas están trabajando a pérdida, advirtió la confederación.
El impacto mayor se sintió en la última semana del mes, donde hubo una gran escasez de público en los negocios. Los comercios apelaron a liquidaciones anticipadas y superdescuentos, pero tampoco alcanzó para salvar el resultado, destacaron.
Una novedad fueron las ofertas denominadas de “pretemporada”, inéditas para ese mes, pero fue una de las formas que encontraron los negocios para conseguir liquidez, ya que los bancos restringieron el crédito, inclusive el financiamiento en descubierto.

En ese marco, continúa observándose extrema precaución en el consumidor antes de decidir compras, explicaron desde CAME.
“Hay mucho público mirando y muy poco comprando, y la «no intención» de comprar es aclarada por el cliente al ingresar al comercio”, asegura el comunicado.
En tanto, las cuotas sin interés dejaron de ser un atractivo, porque el público controla fuerte sus gastos con tarjetas y tiene menores expectativas de inflación.
En cambio, “sí atraen los descuentos que ofrecen algunos comercios, sobre todo cuando superan el 20%”. Estas ofertas sin embargo, “prevalecen en grandes cadenas comerciales que mantienen acuerdos con bancos y terminan perjudicando al comercio chico”, advirtió la entidad.

Ningún rubro escapó a la tendencia bajista y sorprende la cantidad de comercios que liquidan por cierre. Inclusive en Electrodomésticos, que fue la “vedette” de las ventas de los “buenos meses”, el menor consumo (6% de baja) logró compensarse con reducciones abruptas de precios de algunos productos.
Es que los costos subieron fuertemente en 2008 y con las ventas deprimidas, el negocio pierde sustentabilidad, aseguraron desde la confederación comercial.
Asimismo, destacaron desde la entidad que ya se comienzan a observar renegociaciones en los contratos de alquiler con rebajas de entre el 20 y 25% para el año próximo, y anulaciones de las cláusulas de ajustes por inflación previstas en dichos acuerdos.

NUMEROS
Las ventas acumulan en el año una caída promedio de 6,1%. El deterioro se dio en todos los productos de la oferta minorista. En 22 rubros, las mermas fueron generalizadas y, en la mitad de ellos, las bajas superaron el 20%, según CAME.

Comente esta nota