La Provincia gestiona nuevos préstamos del BID y del BM

El Gobierno provincial gestiona la toma de nuevo endeudamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM) en operatorias que ambas entidades pondrán en marcha a partir de 2010.
Así lo admitieron a Comercio y Justicia fuentes del Ejecutivo provincial quienes reconocieron contactos avanzados para calificar en las nuevas líneas.
En rigor, la Provincia ya tiene “cuenta abierta” en ambas entidades a partir de créditos tomados durante la gestión de José Manuel de la Sota.
En el caso del gobernador Juan Schiaretti y tal como lo anticipara este medio, hizo uso de la opción para tramitar otros 100 millones de dólares del Banco Mundial para la continuidad del programa Caminos Provinciales iniciado por De la Sota.
En tanto, continúa en ejecución un crédito por 150 millones de dólares del BID otorgado al anterior mandatario para la edificación de viviendas y hospitales.
Las nuevas líneas, cuyos montos aún no trascendieron, se utilizarán en el mismo sentido que las actuales, según relevó la fuente.

Más allá que los fondos recién comenzarían a desembolsarse en 2010 y luego de la presentación de los proyectos respectivos, el dato de peso constituye la renovación de los compromisos con organismos de crédito internacional.
Es que si bien esa operatoria permite, por un lado, sostener la continuidad de la obra pública en marcha, por otro suma nuevo endeudamiento en dólares para la Provincia que si bien es a largo plazo y tasas convenientes, implica un riesgo extra por tratarse de movimientos en divisas y en un contexto futuro impredecible en el marco de la crisis.

¿El fin del barrio-ciudad?

En otro orden, fuentes del Ejecutivo admitieron que hay consenso para trabajar en un programa habitacional que incluya la refuncionalización de los actuales asentamientos urbano marginales, excluyendo así el concepto de barrio-ciudad, instrumentado durante la gestión de José Manuel de la Sota.
La idea que comenzaría a plasmarse en la denominada Villa La Maternidad, tiene consenso en ámbitos oficiales.
“Hay un convencimiento que es mejor reurbanizar una villa que trasladarla a un sector periférico en donde se produce un fuerte desarraigo”, aseguró una fuente. El tema ya habría sido incluso comentado por el gobernador Schiaretti a dirigentes de la Cámara de la Construcción.

Artículos destacados