La canasta de alimentos aumentó tres veces más que la inflación general

En octubre recrudeció la suba de la canasta alimentaria. Las negociaciones con China podrían agravar más la situación en 2011.

En medio de especulaciones acerca de un recrudecimiento de la suba de precios en el país y frente a versiones oficiales cruzadas con respecto al impacto de la inflación en los distintos sectores de la población, el propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) zanjó el debate y reconoció que el costo de la canasta básica de alimentos que consumen los sectores más humildes se incrementó 3,4% en octubre, mientras que el índice de precios general aumentó 0,8% en el mismo período.

Más allá del debate acerca de la fiabilidad de las cifras del organismo -una sospecha que también alcanza a las consultoras privadas-, lo cierto es que los números demuestran que los precios de los alimentos están corriendo mucho más velozmente que los del resto de los productos de consumo masivo, una perspectiva que podría agravarse el próximo año si se incrementan las exportaciones de maíz y carne a China, tal como viene negociando el Gobierno nacional.

Subas por dos carriles
De acuerdo con el relevamiento del Indec, la Canasta Básica Alimentaria se ubicó en 569,7 pesos en octubre y aumentó 22,8% con respecto a igual mes del año pasado, más del doble que la inflación general de 11,1% que registró el organismo en los últimos 12 meses. De todas maneras, particularmente en octubre ese desfasaje se amplió y la diferencia fue de más de 300%, 3,4% en alimentos frente a 0,8% a nivel general.

Así, los propios datos oficiales revelaron que la suba de precios está impactando más en los sectores humildes, que destinan hasta 95% de sus ingresos a comprar comida.

En octubre, dentro de los alimentos influyó mucho la suba de la carne (1,4%). Pero también impactaron los aumentos en indumentaria (1,1%) y transporte (1%), dos elementos también muy presentes en la economía de las familias más necesitadas.

Además de un dato económico, la inflación en alimentos resulta un dato político de extrema importancia porque, con vistas a 2011, de mantenerse esta tendencia alcista influirá de manera negativa en el desempeño electoral del oficialismo, que había logrado con la asignación universal por hijo cosechar importantes apoyos en las barriadas más populares.

Por ahora la asignación aumentó 22,2% en los últimos 12 meses, al pasar de 180 a 220 pesos. De manera que acompañó prácticamente el alza de la canasta de alimentos relevada por Indec -aunque no la registrada por los privados, que la ubican en más de 40%-.

No hay que olvidar que se trata, además, de uno de los pilares del consumo en el país, junto con las subas salariales de los obreros formales y el aumento de las jubilaciones.

Agravamiento

–  Argentina negocia un acuerdo con China para venderle maíz. El Gobierno espera que se aceleren las negociaciones en 2011. Así lo indicaron fuentes del Ministerio de Agricultura.

–  Esto podría agravar la suba de precios de los alimentos en 2011, pues se trata de un producto que -a diferencia de la soja- es consumido en el país. El incremento de sus ventas externas empujaría los precios internos.

Artículos destacados