Dos semanas claves para la negociación entre Argentina y los holdouts

Thomas Griesa

La negociación entre Argentina y los holdouts ingresó en un período de dos semanas clave, mientras se esperan definiciones del juez de Nueva York Thomas Griesa sobre el pedido del Gobierno para reponer la cautelar y evitar caer en default a fin de mes.

Griesa, quien retomó ayer la actividad luego de sus vacaciones, deberá decidir si restablece el stay (medida cautelar), pero antes se reunirá con el mediador Daniel Pollack.

Pollack, designado para esa función por el propio Griesa, informará en forma detallada sobre los encuentros que mantuvo con delegados de la Argentina, incluyendo al ministro Axel Kicillof, y representantes de los fondos buitre.

La negociación ingresó en tiempo de descuento ya que sólo restan 14 días para evitar un “default técnico”, que se producirá el próximo día 30, luego del período de gracia que empezó a correr el pasado 30 de junio.

Hasta ahora, los mercados financieros confían en que se pueda alcanzar un acuerdo y ello se vio reflejado en las fuertes subas de los activos argentinos, en bonos y acciones, y en una fuerte caída del riesgo país por debajo de los 600 puntos.

Sin embargo, las negociaciones iniciadas la semana pasada aún no tuvieron resultado concreto, a juzgar por las declaraciones públicas del Gobierno y de los fondos buitre.

Pago involuntario
Griesa también deberá expedirse sobre aceptar o rechazar el planteo en el que conste que el país paga a los acreedores de manera “involuntaria” y en cumplimiento de un fallo judicial.

No sólo el Gobierno está preocupado por la negociación con los fondos buitre sino que también el Banco de Nueva York Mellón tiene una particular inquietud, ya que es la entidad financiera que les debe pagar a los tenedores de bonos que entraron al canje.

Es que, según lo informó en una carta ante la Corte de Distrito de Estados Unidos, “casi todos los que tienen en juego un interés económico en este litigio demandaron o amenazaron con demandar”, a ese banco.

La entidad aún tiene depositados US$539 millones que Argentina depositó el 26 de junio pasado para cubrir el pago de las obligaciones.

Por otra parte, trascendió que el estudio de abogados estadounidense Bingham McCutchen conformó un grupo para reunir a tenedores de deuda argentina en default que quieran pedir un tratamiento similar al que recibirían los fondos buitre NML y Aurelius Capital, que iniciaron la demanda que obtuvo fallo favorable de Griesa.

Artículos destacados