Argentina y Francia negocian acuerdo por el Club de París

Tal como se anticipó el lunes en el Ministerio de Economía, Argentina buscará cerrar antes de fin de año un acuerdo con el Club de París por la deuda en default, para acceder con mayor fortaleza a los mercados voluntarios de crédito y facilitar el acceso empresario a financiamiento. En ese marco, Amado Boudou ya inició los contactos con la Embajada de Francia en el país y mañana se reunirá con su par francesa, Christine Lagarde, para avanzar en un acuerdo sobre esta deuda, en el marco de la reunión del G-20 que se realizará en Pittsburgh (Estados Unidos).
Fuentes oficiales indicaron ayer que se iniciaron las comunicaciones telefónicas con la embajada de Francia en Buenos Aires, con el fin de discutir la deuda con el Club de París. “Hay contactos telefónicos para coordinar ambas agendas", señalaron desde Hacienda.

Asimismo, el titular de Economía, Amado Boudou, confirmó ayer que que se reunirá el jueves con Lagarde, y explicó: “Estamos retomando la senda para llegar a un acuerdo que sirva para arreglar el problema, pero que también le sirva a la Argentina”, tras lo cual agregó que no realizará “ningún avance que vaya en contra del país, como ha pasado tantas veces, que se anteponía una solución con un acreedor a lo que eran las jubilaciones o el sistema financiero público”.
Boudou fue claro en sus objetivos al frente de la cartera: “Todo lo que vengo llevando adelante desde que asumí en el Ministerio tiene que ver con la vuelta a los mercados de crédito voluntario”, senaló.
El funcionario explicó que su intención es que “tanto el sector público como el sector privado puedan acceder a más financiamiento para redoblar los planes de obras y las inversiones en bienes de capital”.

De todas maneras, Boudou distinguió esta semana las estrategias del Gobierno en relación a los diversos frentes financieros.
Con respecto a los tenedores de bonos que no aceptaron la reestructuración de la deuda en default, Boudou precisó que la oferta que recibirán “será peor a la de 2005”, debido a la ley “cerrojo” que impide mejorar las condiciones ofertadas hace cuatro años. De todas maneras, versiones no confirmadas oficialmente indicaron ayer que el Gobierno podría enviar un proyecto de ley para modificar esta traba.
La relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) también se enmarca dentro de este horizonte. Boudou reiteró en ese sentido que pretende un acercamiento con el organismo “institucional, conceptual y no financiero” y que apuesta a conseguir un acuerdo con el Club de París que no implique un entendimiento con el Fondo, pese a que esto es exigido por la carta orgánica del grupo de acreedores. “Hay casos concretos de países que han avanzado con el Club de París sin el Fondo”, aseguró el ministro, quien citó como ejemplo el caso de Nigeria.

DEUDA
Argentina tiene una deuda incumplida con acreedores miembros del Club de París cercana a los 6.000 millones de dólares. El año pasado, días antes de que se desatara la crisis económica mundial, la presidenta Cristina Fernández anunció su intención de saldarla. En ese sentido, Boudou recordó ayer que el pago anunciado “fue antes de lo de Lehman Brothers, pero

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Artículos destacados