Argentina pide a la Corte que revise fallos “equivocados”

DECISIÓN CLAVE. Lo que resuelva la Corte norteamericana tendrá medular trascendencia para Argentina.

Y que se aboque a la apelación de las sentencias que obligan a nuestro país a pagarles a los fondos que no entraron en los canjes. La decisión se conocerá el 12 de junio próximo.

El Gobierno argentino le pidió a la Corte Suprema de Justicia estadounidense que revise fallos “equivocados” de tribunales inferiores que obligan al país a pagarles a los fondos especulativos que rechazaron el canje de deuda.

Abogados patrocinantes de Argentina realizaron una nueva presentación ante la Corte, en la dura disputa judicial con los fondos buitres que exigen el pago de bonos en default por unos 1.340 millones de dólares.

Los letrados advirtieron de que “decisiones equivocadas” de los tribunales inferiores prohibirían, en la práctica, que se haga el pago de la deuda reestructurada -con el que se está cumpliendo-, a menos que abone la totalidad del reclamo de “una minoría de bonistas” que se negaron a participar de los canjes de 2005 y 2010.

“Estas decisiones violan la soberanía de la República Argentina porque pretenden que se pague a los holdouts con reservas que gozan de inmunidad soberana”, dijeron los patrocinantes al máximo tribunal estadounidense.

Las posibilidades
La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos analizará si le da lugar al caso de los fondos buitre el 12 de junio próximo: ese día, los nueve jueces que integran ese tribunal deberán decidir si toman el caso, lo rechazan o si -por el contrario- postergan la decisión y piden la opinión al Poder Ejecutivo estadounidense sobre si hay que tomarlo o no.
La primera opción supondría que, tal como sostienen Argentina y el propio Estados Unidos, en este caso está en juego la ley federal y en particular el Acta de las inmunidades de los soberanos.

También sería positivo para Argentina si la Corte decide pedirle opinión al gobierno de Estados Unidos, ya que su procurador General, Donald Verrilli, dirá justamente eso, es decir, que el fallo que obliga a Argentina a pagarles a los fondos buitres al mismo tiempo que les paga a los tenedores de bonos reestructurados, viola el Acta de inmunidades soberanas.

Después de cumplir con su última posibilidad de convencer a la Corte, el Ministerio de Economía sostuvo que “el escrito presentado demuestra una vez más el error de los fallos de los tribunales inferiores, así como su impacto negativo y alcance sistémico, y refuta los argumentos de los holdouts”.

Compromiso
En esta última presentación, Argentina reafirmó su compromiso de continuar cumpliendo con los pagos de la deuda reestructurada y aceptada por 93 por ciento de los acreedores.
En el escrito, Argentina explicó que, contrariamente a lo que alegan los holdouts, su apelación ante las diversas instancias judiciales de Estados Unidos no puede ser interpretada como falta de voluntad de cumplimiento.

El ministerio que comanda Axel Kicillof dijo que espera que la Corte Suprema decida sobre la petición de Argentina en junio, momento cuando podrá conceder la petición, denegarla o solicitar la opinión del gobierno de su país.

Destacó que la administración de Barack Obama “ha afirmado con anterioridad que las órdenes judiciales (previas) se basan en una errónea interpretación de la cláusula pari passu y que violan la Ley de Inmunidad de Soberanos Extranjeros”.

Artículos destacados