AFIP avanza en el monitoreo de la compra de 0km

Casi la mitad de los compradores de autos de lujo en los últimos meses está en situación irregular con el organismo recaudador. 25% no tributa Bienes Personales y 14% es monotributista.

Si usted se encuentra afectado por la fiebre del consumo y considera que efectuar la compra de algún bien durable o semidurable resguarda sus ingresos de la corrosiva inflación, tenga en cuenta que, tras generar incentivos de diversa índole para evitar que la economía se vea más afectada por el impacto de la crisis financiera internacional, el Gobierno, mediante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), vigilará cada uno de sus movimientos.

Es decir, si usted no está inscripto y tributa ya Bienes Personales; si es monotributista pero no está categorizado de acuerdo con lo que establece la ley, o si directamente no figura en los padrones del ente recaudador, asesórese antes de adquirir un automóvil cero kilómetro de alta gama, es decir, cuyo costo sea igual o superior a 30 mil dólares.

Es que durante las últimas semanas la AFIP relevó a 847 argentinos que, por gusto, para resguardar sus ahorros o para realizar alguna inversión, compraron autos de lujo por un valor total de 255 millones de pesos.

De ese grupo de consumidores, el organismo detectó que 44% presentó algún tipo de irregularidad ante el fisco.

De los primeros análisis surgió que 25% no está inscripto en Bienes Personales (tributo cuya declaración jurada debe presentar y abonar si, al 31 de diciembre último, tuvo bienes a su nombre por un valor superior $305.000); 14% está registrado como monotributista mal categorizado, y el 5% restante  no figura en las bases de datos de la AFIP.

Estos contribuyentes compraron autos por un valor promedio de $300.000 por unidad.

Según informó el ente recaudador, en el caso de los monotributistas se observó que siendo en su mayoría la única actividad que desempeñan, no concuerda con los topes de ingresos establecidos por el Régimen Simplificado y que la capacidad contributiva declarada no es acorde con estas adquisiciones. Sobre el 5% que no está registrado en la AFIP, “se pudo determinar que compraron automotores hasta por $180.000”, indicó el organismo en un comunicado de prensa.

También empresas
Además, el organismo informó que también relevó 326 sociedades que adquirieron autos o camionetas de lujo, por 112 millones de pesos, a un precio promedio de $340.000 por unidad.

En estos casos, si bien no se detectó aún ninguna irregularidad o, al menos, no la dio a conocer todavía la AFIP, los contribuyentes deberán acreditar ante el organismo la disponibilidad de fondos, el destino del automotor, la imputación de crédito fiscal y gastos acordes con las limitaciones  establecidas  por  las leyes del Impuesto al Valor Agregado y de Ganancias.

El análisis se realizó sobre la información de los últimos dos años 2008-2009, proporcionada por las mismas concesionarias, entre otras fuentes.

Además, los datos surgen de un megaoperativo realizado por el ente en febrero de este año, cuando se fiscalizaron 209 concesionarias, se relevaron 1.247 automóviles usados y se labraron 319 actas por infracciones a los artículos 38, 39 y 40 de la ley  de Procedimiento Tributario.

Atención, porque en el marco de este procedimiento, la AFIP solicitó a los contribuyentes fiscalizados información adicional para poder identificar a las personas físicas y a las sociedades que adquirieron autos de lujo y operan en la clandestinidad o utilizan figuras de testaferros o monotributistas.

“Dibujos dañinos”

El director de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, aseguró ayer que hay empresas que han realizado “un dibujo fiscal dañino” para la economía argentina y apuntó hacia aquellos empresarios que “hablan de inseguridad jurídica en el país, pero que sus empresas no pagan impuesto a las Ganancias”. “Quién va a estar fabricando autos, produciendo aluminio y productos alimentarios para no tener ganancias. Crecen a niveles importantes”, aseguró a la prensa. El domingo último, la AFIP había presentado un informe en el que reveló que la industria automotriz facturó, en 2009, casi 60.000 millones de pesos, y que un total de 30.000 millones fue facturado por seis empresas que no pagaron Ganancias.

Artículos destacados