Blinbox abrió su cuarta boca en Patio Olmos

La firma local, dedicada a la custodia y traslado de valores, instaló una bóveda para 2.000 cajas de seguridad, evalúa llegar a Buenos Aires e ir también al exterior.

Blinbox, empresa del Grupo Barrera, con más de diez años en el negocio de la logística y el resguardo de capitales, no detiene su expansión.

Anoche abrió en el shopping Patio Olmos una sucursal que tendrá capacidad para 2.000 cajas de seguridad, de las cuales 600 ya han sido instaladas.

Con esta apertura, la firma totaliza más de 2.700 cajas instaladas en toda la provincia y fortalece su estructura, sentando bases para saltar al mercado bonaerense y catapultarse al exterior, según confirmó a Comercio y Justicia, Juan Carlos Barrera, titular de la firma.

Aunque por el momento sólo están en conversaciones, el empresario indicó que analizan la posibilidad de abrir sucursales en Capital Federal, en los shoppings de la cadena IRSA.

“Hay mucho para seguir creciendo en Córdoba, no obstante queremos entrar al mercado bonaerense con un producto que no existe en esa plaza. Ya iniciamos las gestiones y esperamos concretar esta iniciativa el año próximo”, reconfirmó Barrera.

“Tenemos que analizar muy bien el lugar porque para nuestro negocio lo  más importante es la seguridad, por lo cual los shoppings son los espacios más atractivos”, apuntó.

Una vez asentados en Capital Federal, la empresa nacida en Córdoba retomará sus planes de llegada al exterior. “Con la vidriera en Buenos Aires nuestro segundo paso será la internacionalización”, añadió.

El producto

Blinbox instaló,en el tercer piso del shopping  Patio Olmos, 600 cajas de seguridad, en una bóveda que tiene espacio para 2.000. El servicio de seguridad se destaca por su alta infraestructura tecnológica, ya que cuenta con un sistema de identificación por medio de huella digital y de rostro.

“Es la primera sucursal en la que ponemos en funcionamiento el sistema de identificación por rostro, una necesidad detectada en nuestra experiencia en otras bocas, donde hemos tenido algunos inconvenientes con clientes que por algún problema (de piel o por efecto de trabajo manual) tenían borradas sus huellas y no podían ser reconocidos por el equipamiento”, comentó.

Todos los días
El nuevo local, de 400 m2, está destinado a dar solución a toda la zona de Nueva Córdoba y a los comerciantes mayoristas del centro. “La sucursal está abierta todos los días del año (a excepción de tres feriados anuales), de 10 a 22; la zona resulta de gran accesibilidad y cuenta con estacionamiento”, precisó el presidente de la empresa.

La compañía tiene su sede central en la calle Olmos y Santiago del Estero, donde cuenta con 1.035 cajas de seguridad en funcionamiento y una bóveda con capacidad para 2.500.

En sus sucursales de Villa María y Río Cuarto, tiene 500 y 600 cajas instaladas respectivamente, con capacidad para 1.500 y 2.000 cajas en cada ciudad. En cada sucursal emplea a diez trabajadores.

El mercado
En cada boca, la compañía suma mensualmente más de 30 contratos, más una cien renovaciones mensuales.
Las altas son constantes, aunque se acentúan en los períodos prevacacionales. “Cuando el cliente entra, no se quiere ir. Es como el monitoreo de alarma hogareña, que en general, no se da de baja”, explicó Barrera.  Por lo tanto, el crecimiento de la empresa es permanente y alcanza 30% anual.

Artículos destacados