Adjudican a Edisur-Miterra proyecto de la “Manzana”; Concejo, clave para la obra

La alianza tendrá a su cargo el desarrollo del área tras el concurso convocado por el Banco de Córdoba. El proyecto prevé torres con centro comercial, oficinas y departamentos. El Concejo Deliberante debe de autorizar cocheras subterráneas y altura. Invertirán más de US$100 millones.

El Banco de Córdoba adjudicó a las empresas Edisur SA, Desarrollos Urbanos SA, Miterra Inversiones SA y Viprocor SA, el proyecto para avanzar en el desarrollo inmobiliario de la denominada Manzana del Bicentenerio, espacio donde se ubica la Casa Matriz de la entidad.

El proyecto del grupo adjudicatario incluye una inversión superior a los 100 millones de dólares para el desarrollo de torres para oficinas, centro comercial y viviendas, además de cocheras subterráneas y demás espacios públicos.

No obstante, los desarrollistas deberán ahora tramitar la aprobación por parte del Concejo Deliberante de dos proyectos clave para avanzar en el emprendimiento: la habilitación de cocheras subterráneas y de construcciones de mayor altura respecto a las permitidas por la normativa vigente.

A cambio de ese desarrollo y de los dividendos que reporte para los adjudicatarios, el grupo desarrollista deberá acondicionar los tres inmuebles catalogados como patrimonio arquitectónico que se ubican en la manzana, además de construir un nuevo edificio corporativo para el Banco de Córdoba que, una vez concluido, desafectará numerosas sucursales y dependencias próximas, entre ellas la sucursal Catedral.

La adjudicación, confirmada ayer por el Banco de Córdoba, será oficializada hoy en rueda de prensa.

En tanto, los inversionistas informarán también hoy respecto a los detalles del proyecto.

En el comunicado que emitió la entidad crediticia se informó que el  “proyecto y precio encuadran dentro de lo previsto en pliegos, requiriendo el primero para su concreción la aprobación de los organismos pertinentes en materia edilicia, tarea que quedará a cargo del adjudicatario”.

El texto deja así en claro que el tema de las cocheras subterráneas y la altura permitida deberán ser gestionadas ahora por los inversores.

Artículos destacados