A tres años y medio, el Compre Córdoba sigue teniendo baja adhesión

El secretario de Industria de la Provincia confirmó que el número de firmas inscriptas oscila entre diez y veinte, aunque “el registro es dinámico y a veces varía antes de una licitación”.

Sancionada en noviembre de 2006, la ley que otorga preferencia en las contrataciones a las empresas productoras de bienes o servicios de origen provincial, conocida como Compre Córdoba, mantiene baja adhesión entre las firmas locales.Así lo confirmó a Comercio y Justicia el secretario de Industria de Córdoba, César Martinelli, quien indicó que el número de adeptas oscila entre diez y veinte.

“Son pocas para el universo de bienes y servicios que se prestan a la Provincia”, reconoció el funcionario, quien inmediatamente concedió que, como entre los requisitos se exige que la inscripción de las empresas se renueve cada doce meses, el registro es dinámico.

“Si bien es cierto que no hemos tenido épocas en las que haya habido treinta empresas adheridas, se nota, ante la publicación de un llamado a licitación, por ejemplo, de productos eléctricos para la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC), que la cantidad se incrementa y que las interesadas presentan la papelería o renuevan los datos”, aseguró.

Hay que tener en cuenta que la ley Compre Córdoba otorga a las empresas anotadas distintos grados de preferencia en las licitaciones efectuadas por el gobierno, a saber: “Las que califiquen como pyme serán preferidas en la contratación en la medida en que su oferta no supere en hasta 3% el ofrecimiento más conveniente formulado por una no pyme”. Asimismo, las empresas de origen provincial podrán, según cita la ley, “mejorar o igualar el ofrecimiento más conveniente formulado por una empresa no provincial”, con algunas condiciones como que su oferta original no supere “en 10% cuando los materiales o productos sean fabricados en la provincia y sus componentes sean 100%” locales;  “en 8%… cuando los costos de sus componentes que no sean de origen local no superen 40% de su valor bruto de producción”; y “en 6% cuando los materiales o productos se comercialicen en forma habitual por empresas de origen local”.

Consultado respecto a las causas que pueden llevar a que el régimen tenga tan baja adhesión, Martinelli acordó que, si bien no se realizó una evaluación desde el sector oficial, puede deberse a una escasa visibilidad del programa, aunque reconoció que en cada encuentro que tienen el Gobierno y empresarios, recuerdan el Compre Córdoba y el resto de las herramientas que están vigentes en la Secretaría. “También puede deberse a que los incentivos no son lo que las firmas esperan que sean, o a que hay descreimiento sobre la aplicabilidad del sistema, porque los requisitos que deben cumplimentar son mínimos y no requieren de tanta burocracia, pero a lo mejor se olvidan de que hay que renovar la inscripción todos los años”, indicó.

A la hora de referirse a los rubros a los cuales pertenecen las empresas que sí están adheridas, el funcionario recordó: “Empresas de equipamiento médico, laboratorios de medicamentos, de ingeniería, constructoras, proveedoras de EPEC, de insumos de hardware y software, entre otras”.

Artículos destacados