lunes 20, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
lunes 20, mayo 2024

Tres claves para disminuir las emisiones de carbono en el sector de la construcción

ESCUCHAR

Por Luz Saint Phat / [email protected]

El Programa de Naciones Unidas para el medioambiente publicó un comunicado con recomendaciones sobre el tema

En el marco de los estudios y acciones globales que se vienen desarrollando para combatir el cambio climático, el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) publicó recientemente un documento con datos y recomendaciones para disminuir el impacto ambiental del sector de la construcción.

La publicación se denomina «Materiales de construcción y el clima: Construyendo un nuevo futuro» y fue desarrollada junto al Centro Yale para Ecosistemas + Arquitectura (Yale CEA) y la Alianza Global para Edificios y Construcción (Global ABC).

El objetivo es  ofrecer a los responsables de políticas, fabricantes, arquitectos, desarrolladores, ingenieros, constructores y recicladores una solución de tres frentes para reducir las emisiones de «carbono incorporado» y los impactos negativos en los ecosistemas naturales derivados de la producción y el despliegue de materiales de construcción.

«La rápida urbanización en todo el mundo significa que cada cinco días, el mundo agrega edificios equivalentes al tamaño de París, y el sector del entorno construido ya es responsable del 37 por ciento de las emisiones globales», explicó  un comunicado de prensa de la entidad.

«Hasta hace poco, la mayoría de los edificios se construían con tierra, piedra, madera y bambú de origen local. Sin embargo, los materiales modernos como el concreto y el acero a menudo sólo ofrecen la ilusión de durabilidad, terminando generalmente en vertederos y contribuyendo a la creciente crisis climática», dijo por su parte  Sheila Aggarwal-Khan, Directora de la División de Industria y Economía del PNUMA. 

«El objetivo de emisiones netas cero en el sector de edificios y construcción es alcanzable para 2050, siempre y cuando los gobiernos pongan en marcha las políticas, incentivos y regulaciones adecuadas para impulsar la acción de la industria», añadió la referente, citada en el parte de prensa.

Vale señalar que, en la actualidad, gran parte de las acciones del sector de la construcción para luchar contra el cambio climático están centradas en la reducción de emisiones de «carbono operativo». Se trata de las emisiones vinculadas a la calefacción, refrigeración e iluminación de las viviendas.

No obstante, aún queda pendiente el trabajo sobre los materiales en relación al «carbono incorporado«, en referencia a las emisiones vinculadas a la producción y despliegue de materiales que se utilizan en los procesos constructivos.

«Esto implica medidas armonizadas en múltiples sectores y en cada etapa del ciclo de vida de la construcción, desde la extracción hasta el procesamiento, la instalación, el uso y la demolición», explicó el PNUMA.

«También se requiere regulación y cumplimiento gubernamentales en todas las fases del ciclo de vida de la construcción, desde la extracción hasta el final de uso, para garantizar la transparencia en la etiqueta, códigos de construcción internacionales efectivos y esquemas de certificación», aseguró la agencia de la ONU.

Evitar, cambiar y mejorar 

Con el objetivo de avanzar en estos aspectos, el PNUMA propuso un esquema denominado evitar-cambiar-mejorar.

Este paradigma permite repensar los procesos constructivos globales y mejorar la relación de la urbanización con el medio ambiente.

En detalle, el primer eje propone un enfoque circular, al indicar la importancia de «construir menos mediante la reutilización de edificios existentes«, lo cual permite disminuir en hasta 70% las emisiones. También esto posibilita utilizar menor cantidad de materiales con huella de carbono alta, facilitando la reutilización y el reciclaje.

El segundo eje sugiere «cambiar a materiales de construcción renovables éticos y sostenibles basados en la biología, incluyendo madera, bambú y biomasa», destacó el documento.

«El cambio hacia materiales a base de biología adecuadamente gestionados podría llevar a ahorros de emisiones acumulativos en muchas regiones de hasta un 40% en el sector para 2050», agregó el organismo aunque destacó que «se necesita más apoyo político y financiero para garantizar la adopción generalizada de materiales de construcción renovables a base de biología».

Finalmente, la mejora hace referencia a cómo optimizar el uso de concreto, acero y aluminio, materiales que no pueden ser reemplazados pero que son fuentes significativas de emisiones. «Deben priorizarse la electrificación de la producción con fuentes de energía renovable, el aumento del uso de materiales reutilizados y reciclados y la ampliación de tecnologías innovadoras», se indicó.

«La transformación de los mercados regionales y las culturas de construcción es fundamental a través de códigos de construcción, certificación, etiquetado y la educación de arquitectos, ingenieros y constructores sobre prácticas circulares», señaló el PNUMA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?