Home  >   RRHH   >   Cinco tendencias del nuevo mundo del trabajo

Cinco tendencias del nuevo mundo del trabajo

teletrabajo

Actitudes diferentes de las tradicionales con respecto al empleo cuestionan las relaciones con el sector corporativo. Existe una fuerte demanda de la individualización de la relación laboral

Cinco tendencias configuran el nuevo mundo laboral según la Confederación Mundial del Empleo en su manifiesto “No hay futuro laboral sin innovación social”, que tiene como objetivo construir mercados laborales más flexibles, inclusivos y sostenibles para las personas, las empresas y la sociedad en general.
Ayer, una de las empresas que integran la confederación, Adecco, las presentó a la prensa.
Una de las tendencias se refiere a entornos económicos complejos y volátiles que desafían los modelos comerciales tradicionales. Ejemplo de ello es la personalización en masa que ha reemplazado a la producción en masa, y la creación de plataformas de algunos negocios en respuesta al incremento de la demanda existente.
También, la revolución de las startups y una mayor inclinación por el emprendimiento desafiando al empleo en relación de dependencia. Además, los consumidores se transforman en “prosumidores”, reflejando un híbrido entre la producción y el consumo.

Por otro lado, existe la tendencia de nuevas organizaciones laborales basadas en proporcionar la cadena de suministro del talento global: por ejemplo, la externalización de actividades comerciales que generan empresas más amplias; además de empresas basadas en la ejecución de proyectos organizadas como una red de proveedores y socios “sin conexión directa”, y el uso de trabajo online.
“Nuevas actitudes con respecto al trabajo cuestionan las relaciones con el mundo corporativo: existe una fuerte demanda de la individualización de la relación laboral, el cumplimiento y la satisfacción en el trabajo como modo de impulsar el compromiso de los empleados, los grupos de trabajadores y generación slasher que mantienen distintos empleos de manera simultánea; y la gestión participativa y jerarquías planas (holocracia), a fin de impulsar la competitividad comercial”, detalla la Confederación Mundial del Empleo.
Finalmente, la digitalización redefine la gestión y las condiciones laborales. “Los límites poco definidos entre la vida privada y la vida laboral, sumado a que el lugar de trabajo ya no es un lugar al que hay que ir todos los días, son más bien espacios de trabajo cooperativo, teletrabajo y trabajo online. También, esto se ejemplifica a través del retorno de las industrias y empleos a su país de origen y la creación de nuevas fábricas pequeñas.