Home  >   Negocios   >   Alladio lanzó plan a cinco años para consolidar electrodomésticos Aurora

Alladio lanzó plan a cinco años para consolidar electrodomésticos Aurora

Alladio

Invierte más de 200 millones de pesos y suma personal para responder a una demanda creciente y para ocupar un lugar de importancia en el mercado. Además, abrirá una  oficina comercial en Paraguay

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

Nacida en el tranquilo pueblo de Luque, en lo que hoy es un próspero enclave industrial en medio de un océano de soja, sorgo y maíz, hace más de 65 años, y de la decisión de José M. Alladio, la empresa que se inició como un emprendimiento familiar y que se convirtió en una de las más grandes plantas de electrodomésticos del país está decidida a dar un salto hacia adelante en su formato empresarial: acaba de poner a un CEO al frente de lo que ya se perfila como un conglomerado industrial, con la mayor fábrica de lavarropas del país, la más moderna planta de lavavajillas y plantas en el extranjero en sociedad con otras compañías para ampliar su actual gama de productos y ganar mercados.
Ese horizonte, que completará un ciclo de transformación que comenzó con el paso de empresa familiar a gran empresa y de ésta a empresa regional, se asociará cada vez más con la marca Aurora, que es el sello que llevará una vasta gama de nuevos productos hasta ahora ausentes de su oferta, con los que la firma cordobesa y de capitales nacionales busca ganarse una porción de al menos 10% del mercado nacional de esos productos, en un plazo de cinco años.

Será un soft landing (aterrizaje suave) procesal en el que, al principio, Alladio oficiará de importadora -en algunos casos- y de socia para la llegada de estos productos al país, en otros. La perspectiva incluye la apertura a proveedores nacionales y la eventual sustitución de importaciones por producción nacional cuando las condiciones lo permitan.
Así lo imagina al menos el gerente General de José Alladio e Hijos, Agustín Roberi, quien a la pregunta de cuánto crecerá la firma este año, responde con un somero análisis por mercados: “En pequeños electrodomésticos todo será crecimiento porque hoy no tenemos nada. En lavarropas estamos superando el millón de unidades, que era el nivel de ventas anterior a 2015, y en lavavajillas, si bien nos está costando que se asiente el mercado de estos productos, se sigue con el plan de producción previsto”, confirma el ejecutivo ante la consulta de este diario.
Efectivamente, después de un comienzo de año 2016 “frío” en términos de ventas de bienes durables, que motivaron incluso el cierre de la planta de Luque los días viernes durante algunas semanas a mediados de año, las órdenes de compra se recuperaron durante el segundo semestre, resurgieron los pedidos y, hacia julio-agosto, el mercado dejó de caer.
Con todo, se contabilizaron ventas totales, en el caso de lavarropas automáticos, de unas 925 mil unidades. Si bien esa cifra expresa 29 por ciento menos que los despachos de 2015, este nivel de ventas se encuentra a sólo 8 puntos de diferencia del nivel histórico de “un millón de lavarropas” anuales, número “mágico” con el cual trabaja el sector desde hace algunos años. “El año 2015 fue atípico”, explicó Roberi, por el empuje de las ofertas de compras en cuotas.
La previsión es que este año ese mercado crezca 10% y el año próximo 20%, ya que este mercado trabaja con el dato de que por cada punto de crecimiento del Producto Interno Bruto, el mercado de electrodomésticos crece 3 puntos. Y las previsiones más pesimistas hablan de entre 5% y 7% de crecimiento acumulado del producto entre los dos años.

Es la razón por la cual la tradicional empresa de Luque trabaja ahora “veinticuatro sobre veinticuatro” horas en la producción de lavarropas, secarropas y lavavajillas. Y al tiempo que suma más personal a sus plantas, pone en marcha el ambicioso plan de crecimiento que la posicionará como proveedora integral de artefactos eléctricos para el hogar en el corto-mediano plazo.
Alladio está invirtiendo $250 millones en el reflotamiento de su marca Aurora mediante el aporte de recursos para capital de trabajo, diseño y publicidad. Y se sumó al programa oficial PotenciaAR, que pretende ayudar a empresas medianas argentinas a que  internacionalicen sus operaciones.
En este marco, Alladio está trabajando para negociar un acuerdo con Arabia Saudita, orientado a ensamblar productos en ese país, mientras analiza también establecer una filial en Paraguay. “Ya tenemos mercados adonde exportamos nuestros productos y ahora analizamos estos dos mercados de entrada. Para internacionalizarnos tenemos que lograr competitividad”, señaló Pablo de Lazzari, nuevo CEO de Alladio, en su primer encuentro con la prensa.

Lavarropa con wifi

- Hace dos años, Alladio lanzó al mercado el primer lavarropas con wifi de Latinoamérica.
- Esta incorporación tecnológica les permite a los consumidores programar el artefacto desde un celular, una tablet o con cualquier dispositivo con conexión a Internet.
- “Este nicho hace que 3.000 usuarios de ese tipo de lavarropas nos suministren información sobre la cantidad de veces que usan los diversos programas” del electrodoméstico, indicó la empresa.
- Alladio tiene un departamento de I+D, en el cual una dotación de investigadores diseña las nuevas tendencias en materia de lavado, secado y protección de indumentaria, entre otros desarrollos.

A Paraguay

Es un mercado regional no desdeñable y, según los estudios de retail, de hábitos de consumo similares a los argentinos.
Brasil no es competencia en lavarropas porque su tecnología de lavado es diferente. Y con costos de flete “soportables” para un proveedor cordobés.

Nuevo Mercado

El de los pequeños electrodomésticos es un mercado de alta competencia, en el cual el público valora especialmente la marca propia. Ésa es la perspectiva de Alladio, que busca abarcar 10% de él.