Empresas requieren más seguridad ante mayor uso de móviles

A medida que los datos de las empresas se instalan en dispositivos portátiles que los empleados llevan con ellos y en entornos virtuales a los que se accede desde cualquier computadora, la seguridad informática toma protagonismo.

La certeza de esta afirmación surge del último informe de la consultora Ernest and Young sobre seguridad informática, que trabajó con las respuestas de 1.700 ejecutivos de 52 países y de los cuales 112 pertenecen a empresas argentinas.

«El relevamiento muestra que el reconocimiento de los desafíos que presentan las nuevas tecnologías no siempre se traduce en medidas adecuadas para enfrentar ese riesgo», sintetizó el socio de la consultora, Gabriel Zurdo.

El analista se refirió así a la brecha que se genera entre las necesidades de las empresas que, para aumentar su competitividad y reducir gastos, implementan soluciones tecnológicas pero no siempre acompañadas de las correspondientes medidas de seguridad informática.

Riesgo y seguridad informática

El 72% de los encuestados observa un crecimiento en el riesgo debido a las amenazas externas, según el informe.

Sin embargo, sólo un tercio actualizó su estrategia de seguridad informática en los últimos 12 meses en respuesta a esta situación.

Además,  46% también identificó mayores peligros dentro de sus propias organizaciones, lo que cubre un abanico de posibilidades que van desde la eliminación accidental de datos hasta la pérdida de notebooks, pen drives u otros dispositivos.

Por otra parte, 56% indicó que su estrategia de seguridad informática actual debe modificarse o investigarse más.

Al mismo tiempo,66% no implementó herramientas para la prevención de pérdida de datos.

Por otro lado, 74% de las empresas definió en los últimos doce meses políticas específicas de seguridad, y el 70% implementó programas de concientización del personal para mantener los datos protegidos.

Muestra

El relevamiento se realizó entre organizaciones de diferentes industrias (servicios financieros, manufactura, telecomunicaciones, bancos, energía y utilities, entre otros) y la mayoría de los consultados fueron directores de informática y otros ejecutivos del área de tecnología de la información.

(Télam)

Artículos destacados