Home  >   Eventos   >   El mundo es un carnaval

El mundo es un carnaval

Durante el próximo feriado, desde la ciudad entrerriana de Gualeguaychú hasta los sitios más insólitos como la isla de Aruba, se vestirán de fiesta, colores, tradiciones, desfiles y música para celebrar esta fiesta que se ha convertido en un evento turístico de gran tracción de visitantes para los destinos del planeta.


Por Carolina Brenner
cbrenner@comercioyjusticia.info 

 

Con motivo de la celebración del Carnaval, que este año se festeja los días 24 y 25 de febrero con un feriado en la mayoría de los destinos del mundo, infinidad de ciudades, provincias y países del planeta se preparan con propuestas bañadas de colores, tradiciones, desfiles, carrozas y música para rendir culto a este mito pagano que entre sus principales objetivos está el de atraer el turismo y llevar alegría a la gente.

Por tal motivo, esta fecha sumada a la posibilidad de disfrutar de un fin de semana extra largo, se ha convertido en una de las más elegidas para planear una escapada a algún sitio en busca de una nueva experiencia

Los historiadores sostienen que la celebración del Carnaval se remonta a las fiestas paganas tanto romanas como egipcias, hace más de cinco mil años. A lo largo del tiempo, este evento fue mutando de forma, se le sumaron los aspectos religiosos, sociales y culturales y se extendió a lo largo y ancho del mundo. Si bien cada ciudad y cada cultura lo resignifica de forma particular, lo cierto es que los distintos carnavales comparten aspectos comunes, como los disfraces, la música, los desfiles y las fiestas en la calle.

Según datos aportados por Almundo Insights, para los feriados del próximo Carnaval (a partir del 21/02 hasta el 26/02), los viajeros argentinos optarán por los siguientes destinos nacionales: Buenos Aires, Calafate (Santa Cruz), Córdoba, Bariloche (Río Negro), Iguazú (Misiones) y Mendoza. Mientras que en el plano internacional, el podio lo completan: Rio de Janeiro (Brasil), Santiago de Chile (Chile), Madrid (España) y Florianópolis (Brasil). Respecto a la anticipación de compra para este período, el 60% lo hizo entre noviembre y diciembre.

De acuerdo a lo que anticipó el sitio de venta de viajes, “las actividades más elegidas fueron las de Río de Janeiro. Allí, la denominada “Entradas al Carnaval”, una experiencia de ocho horas de duración para disfrutar del color, la alegría y la música en el sambódromo, fue la más solicitada por los viajeros argentinos. Por otra parte, la actividad Ginga Tropical Carnaval Display, que incluye acudir a un espectáculo de Carnaval, con música en vivo y bailarines profesionales para tener una experiencia de la cultura local y el folclore brasileño, también tuvo grandes adeptos”.

“Sabemos que el Carnaval es una de las fiestas que más disfrutan los viajeros argentinos”, indicó Francisco Vigo, Country Manager de Almundo.

El Carnaval de Gualeguaychú, el más tradicional de la Argentina

El Carnaval del País que se festeja durante casi todo el verano en el CorSódromo de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, regala un espectáculo al que concurren diariamente miles de personas.

Este espectáculo demanda más de nueve trabajosos meses, en los cuales miles de personas brindan su tiempo y dedicación para construir, paso a paso, lo que en enero y febrero estalla en magia y esplendor.

Millones de personas celebran anualmente, en las diez noches que dura la fiesta, el escape rutinario y ese momento único lleno de emoción y felicidad, que regala el Carnaval.

El fin de semana de febrero entre el 22 y el 24 se podrán apreciar tres comparsas integradas por casi treScientas personas cada una y cuatro carrozas.

Vale destacar que este año el Corsódromo de Gualeguaychú, que tiene una capacidad para cuarenta mil expectadores, cumple 23 años. Su amplia pasarela se destaca por ostentar más de 500 metros de largo y diez de ancho. Quienes asistan a este evento, la entrada parte de $640 por personal

El Carnaval de Aruba, uno de los más grandes del Caribe

Este año, en la isla caribeña de Aruba, se llevará a cabo el 66° Carnaval, evento que representa la cultura e identidad local con desfiles, eventos musicales y fiestas en las calles de las ciudades de San Nicolás, Noord y Oranjestad.

Desde 1954, la Isla Feliz, como se la conoce en el ámbito turístico, deleita a quienes disfrutan del Carnaval al ritmo de la música caribeña, con comparsas y trajes coloridos elaborados con lentejuelas, plumas y otros adornos llamativos.

Entre el sinfín de actividades programadas para estos días se destaca el Festival de las luces de Oranjestad (el 15 de febrero) y San Nicolás (el 20 de febrero),  una delicia visual en la que miles de destellos de luz se incorporan a los vestuarios y carrozas en las calles para intensificar una exhibición de por sí mágica y auténtica.

A esto se suma el tradicional desfile de los niños en Noord y Oranjestad, el espectáculo infantil más grande del Carnaval en el que cientos de niños disfrutan de la oportunidad para mostrar sus habilidades como bailarines. Esta actividad tendrá lugar en San Nicolás, el 9 de febrero y en Oranjestad, el 16 de febrero de 2020.

Por su parte,  el 22 de febrero en San Nicolás se llevará a cabo el  Jouvert Morning Pajamas Parade, popularmente conocida como la “fiesta de pijamas”,  que consiste en una “jump-up” (fiesta callejera), la más grande de Aruba, y convoca a los entusiastas de toda la isla en San Nicolás para seguir las distintas caravanas con música en vivo por las calles de la ciudad.

Ese mismo día y en el mismo lugar tiene lugar el Gran Desfile de San Nicolás, el preludio al magnífico desfile de Carnaval de Oranjestad, donde los músicos locales crean un ambiente excepcional interpretando los éxitos musicales de la temporada para el deleite de cientos de participantes que van vestidos con trajes resplandecientes.

Por su parte, el Gran Desfile de Oranjestad, que es el más grande de la isla y se realizará el 23 de febrero, propone música, carrozas espectaculares y disfraces originales, decorados con piedras de colores, lentejuelas y plumas, creando un espectáculo único.  

Finalmente, la Quema del Rey Momo que cierra los festejos el 25 de febrero, marca el fin de la temporada y simboliza la quema del espíritu carnavalero, que volverá a aparecer con la temporada siguiente e iniciará una nueva ronda de fiestas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *