Una ley pyme industrial para crear más trabajo

Por Daniel Rosato*

En estos días de mayo, los empresarios pyme industriales de todo el país debemos estar atentos al debate que se espera en la Cámara de Diputados sobre el proyecto de ley llamado de emergencia ocupacional o ley antidespidos.

Ninguna de esas dos formas es adecuada para describir la realidad de lo que sucede hoy en nuestro sector y por supuesto que no sólo no resuelve los problemas que tenemos sino que los profundizaría.

En un momento de transición económica debemos proteger la relación con los trabajadores, que en nuestro caso son parte indivisible de las empresas.

Por esto, es necesario poner límite a abogados inescrupulosos que seducen con cifras astronómicas a nuestros trabajadores para que inicien litigios contra las industrias.

Lo hacen en connivencia con un sector de la Justicia y producen un perjuicio multimillonario a los empresarios que cumplimos con todas las leyes. Así ponen en riesgo de vida muchas pymes industriales.

Si le sumamos a esto una ley que promete una doble indemnización, creamos “la tormenta perfecta” para el sector. Senadores y diputados deben escuchar nuestra problemática para legislar adecuadamente.

Con un mercado laboral que se compone de 10 millones de trabajadores, 1,5 millón de empleadores y más 500.000 juicios pendientes de resolución, la “industria del juicio” es una mochila grave que afecta el normal funcionamiento de nuestras empresas.

Esta litigiosidad es una verdadera limitante para incorporar nuevos trabajadores. Las pymes industriales bonaerenses propusimos cambiar el eje del debate y aportar constructivamente a tal fin. Fue la Mesa de Industriales Bonaerenses que se propuso un seguro de desempleo, iniciativa que recogió el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y que prometió ante los legisladores actualizar su monto, algo que no sucedía desde el año 2004.

Vemos como positivo las medidas que propuso al presidente Mauricio Macri para nuestro sector y destacamos que impulse una ley pyme para ser tratada en el Congreso.

Necesitamos una ley pyme para la industria que se diferencie del comercio.

Esta norma debe contemplar la diferenciación de nuestro sector de las grandes empresas pero también debe tener en cuenta las pymes netamente industriales o productivas.

Las empresas industriales pymes están vinculadas con una esquema de inversión constante en activos fijos para producir tanto para el mercado interno como también para exportar.

Nuestra actividad se caracteriza por ser de mano de obra intensiva, trabajadores que luego se vuelcan al consumo y dinamizan el comercio.

Sin industria no hay nación. Nuestro eslabón genera riqueza y agrega valor a las materias primas. Un tema a contemplar en la “ley pyme industrial” es la reelaboración del Sistema de Riesgo del Trabajo (SRT) porque es inadmisible e insostenible que pymes industriales abonen mensualmente hasta 14% de alícuota de ART. Esto, más la litigiosidad y el ausentismo, representa más de 20% de sobrecostos que afectan la competitividad de las pymes industriales.

Esto debe ser resuelto a la brevedad. Es un tema que no puede eludirse más porque 98% de las empresas argentinas es pyme y 72% de la mano de obra activa en la economía del país está sostenida por las pequeñas y medianas empresas.

Para finalizar, es importante sostener la protección a la industria nacional como sucede con algunos sectores productivos -como el del calzado-.

* Presidente Parque Industrial Berazategui y coordinador de la Mesa de Industriales Bonaerenses

Artículos destacados