Un caramelo gourmet 100% cordobés

Dos jóvenes cordobeses se animaron a montar su propia fábrica de caramelos con el sueño de hacer historia y marcar un camino distinto en el mundo de las golosinas. Hoy, el producto se vende en los principales comercios de delicatessen.

Reinas Argentinas es un emprendimiento cordobés que fabrica caramelos gourmet de miel. Nació hace apenas seis meses y en ese corto tiempo tuvo un crecimiento impensado; tal es así que los productos ya se comercializan en los principales locales de delicatessen de Córdoba.

Sin embargo, según cuentan los jóvenes creadores de esta empresa, Diego Martínez (28) y Priscila Luján (22) -quienes además son novios-, el incremento en las ventas no fue casual. “Cuando decidimos crear una empresa, hace unos cinco años, empezamos primero por capacitarnos en desarrollo personal y en cómo formar un plan de negocios. La idea de qué hacer vino después, una vez que ya habíamos cursado varios programas de este tipo. Queríamos estar preparados para cuando llegara la hora de poner en práctica el emprendimiento. Y así sucedió”, dijo Martínez a Comercio y Justicia.

¿Y cómo surgió la idea de fabricar caramelos de miel? Dos situaciones tuvieron mucho que ver: “Hace dos años tuvimos la posibilidad de hablar con Gabo Nazar (dueño de la marca Cardón). Él nos contó sobre su experiencia y de las ganas que tenía de hacer un negocio que de alguna manera reflejara la tradición argentina. Esa idea de hacer algo que nos identifique como país nos quedó dando vueltas en la cabeza. Y nos dimos cuenta de que teníamos todo lo necesario para fabricar un producto con esas características”, recordó Luján.

Es que desde hace más de veinte años -ésta fue la segunda situación- en la familia de Diego existe una receta familiar sobre cómo hacer exquisitos caramelos de miel. “En mi familia siempre se hicieron pero de forma muy artesanal. Entonces tomamos la idea y empezamos a darle forma. En todo momento intentamos innovar en lo que hacemos; es por esto que decidimos fabricar caramelos de miel mezclados con nuevos gustos: chocolate, limón, menta y dulce de leche”, dijo Martínez.

El objetivo de Reinas Argentinas es muy ambicioso: ser la primera marca de caramelos gourmet de alta gama del país y estar dentro de los cinco productos argentinos referentes de mayor calidad para los clientes más exigentes del mercado global.

Actualmente, los jóvenes emprendedores distribuyen los caramelos en más de veinte comercios que venden productos exquisitos y de alta gama, como Goulu, El Almacén de Mario o el Gran Vadori, en Falda del Carmen. Por ahora, no tienen una producción fija mensual sino que van fabricando a medida que levantan pedidos. “Algo muy gratificante es que de todos los negocios a los que vamos a ofrecerle el producto nos dicen ‘sí’ y se quedan muy conformes”, contó Luján.

Además, los emprendedores están buscando nuevos canales de comercialización y, para lograr este fin, proyectan llegar al aeropuerto internacional de Córdoba y a hoteles de categoría. Más a futuro, sueñan también con abrir “islas” en los shoppings y lanzar franquicias.

La fábrica que produce a diario los caramelos está ubicada en Embalse de Río Tercero, de donde es oriundo Martínez, y fue montada con capital provisto por el municipio de esa localidad.

Este año, fieles a su propósito de permanente capacitación, Martínez y Luján están cursando el Plan de Negocios de la Fundación E+E.

Para probarlos

Reinas Argentinas presentará su marca en la octava edición de la Expo Delicatessen y Vinos. La cita es del 21 al 24 próximos en el Sheraton Córdoba Hotel.

Artículos destacados