Editoriales ofrecen descuentos de 50% para libros online

Aunque la pandemia agravó la recesión en las editoriales, la liberación de tiempo que abrió la cuarentena mejoró la venta de libros en las principales capitales del país y Córdoba no es la excepción. Para “aprovechar la ola”, algunos sellos editoriales salieron a ofrecer descuentos diversos para sus catálogos, en todos los casos por compra online con distribución directo al hogar.

Es el caso de Ediciones Godot, que anunció ayer que los tres títulos previstos como novedades del mes de abril -«Me acuerdo», de Martín Kohan; «Biblioteca bizarra», de Eduardo Halfon, y «Generar a Dios», de Massimo Cacciari-, se podrán adquirir en versión digital con 60% de descuento, al igual que todo el catálogo, durante el tiempo que se extienda el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Por la pandemia, el circuito editorial entró en recesión en sus distintas etapas de producción y distribución, no así en la venta por e-commerce. Y las editoriales desarrollaron estrategias para hacerle frente a las dificultades de la compra los libro físico, con medidas paliativas que ofrecen títulos a más de la mitad de su valor en formato digital y promueven la reclusión en el hogar, sin perder de vista a sus autores.

«Queríamos un descuento que dejara a los libros en un precio tal que no fuera impedimento comprarlos pero que a su vez la venta generara también algún tipo de ingreso para sus autores y autoras. Es solo para el catálogo en digital y durará el tiempo que dure la reclusión», explicó Victor Malumián, uno de los editores responsables del sello Godot.

Una de las novedades más fuertes de abril es el nuevo libro del escritor y ensayista Martín Kohan que lleva por título «Me acuerdo», un libro que «nos lleva a conocer los recuerdos de uno de los mejores escritores de su generación y al mismo tiempo que disfrutamos de su literatura podemos disfrutar de las poderosas imágenes que evoca», según se lee en su contratapa.
El libro en papel de Kohan llegó al depósito el mismo día que comenzó la cuarentena, mientras que el de Eduardo Halfon, «Biblioteca Bizarra» y el de Massimo Cacciari, «Generar a Dios» (con traducción de Guillermo Piro), quedaron «frenados en distintos estadíos en la imprenta» por lo que después del aislamiento continuarán su cadena de producción para su venta en formato físico.
Así como se podrán conseguir las novedades, también se podrá acceder a todo el catálogo digital de Godot, disponible para Kindle, Apple Books y Google Play Books, con títulos de ficción y de ensayo; y además, la editorial ofrece para descarga gratuita las primeras 20 páginas de cada libro.
Según Malumián «el golpe al rubro será durísimo», sin embargo, advirtió el editor y organizador de la Feria de Editores, «donde más atención hay que prestar es al canal librero. Alquileres, cargas sociales, sueldos, servicios y demás pesos se suman sobre la espalda de las librerías, en un contexto de cero ingresos».

A pesar de la excepción que tomaron desde el sello mientras dure el aislamiento, Malumián no comparte que «la solución» sea «que las editoriales vendan directo, creo que es errada a mediano y largo plazo. Las propuestas, tanto estatales como desde el mismo rubro deben incluir y destacar a las librerías».

En este sentido, sentenció: «El Estado tiene la oportunidad de remediar el error de no incluir a las librerías en la excepción del IVA, sumado a una serie de políticas que pueden actuar tanto desde las cargas sociales pasando por los servicios hasta créditos a tasa subsidiada. La salida es colectiva, o no hay salida».

Artículos destacados