Ocho formas de proteger a los niños en las redes sociales

Acceso a contenidos inadecuados, ciberbullying y acoso sexual encabezan el ranking de preocupaciones y riesgos de la exposición de niños y adolescentes que navegan en Internet. El acompañamiento de los adultos es fundamental para un uso más seguro de los entornos digitales.

Los especialistas en seguridad informática coinciden en que en la cima del ranking de preocupaciones y principales riesgos que existen sobre la exposición de los niños en las redes sociales figuran el acceso a contenidos inadecuados, el ciberbullying y el acoso sexual, principalmente por pedófilos on line.

Una investigación realizada por Unicef Argentina el año pasado mostró que 64% de los niños y adolescentes navega sin compañía de un adulto y que 76% aseguró que sus padres no conocen las contraseñas de sus cuentas de redes sociales ni de correo electrónico, mientras que 36% aceptó que mintió sobre su edad y 25%, que se contactó con personas que no conocía.

Los riesgos en los entornos digitales están asociados a la falta de acompañamiento adulto: por ello, se insta al compromiso de los padres, a la divulgación de herramientas de control y a la difusión masiva de los casos y peligros que existen en Internet.

BNA covid hay que cuidarse

En este contexto, la Universidad Siglo 21 presentó ayer ocho recomendaciones para que los niños utilicen las redes sociales de forma segura.

Los consejos de la universidad buscan orientar a los padres sobre la seguridad informática y el cuidado de la privacidad de sus hijos.

“Entrar al mundo del mensaje instantáneo, las salas de chat, los blogs, las redes sociales, los foros de discusión, resulta apasionante. Da la sensación de que todos esos datos son personales y privados, pero, si no se toman las medidas de seguridad necesarias, esta información se vuelve pública y accesible”, advierte la casa de altos estudios.

Para la universidad, es fundamental “que haya un adulto que acompañe, ayude, enseñe y supervise los actos de los más chicos”; por ello destaca formas para favorecer el diálogo y protegerlos.

Una forma es ubicando la PC y/o los dispositivos móviles en espacios comunes. Esto favorece el estar atentos y alertas a los sitios que visitan y las acciones que realizan sus hijos.

También recomiendan activar el antivirus y los filtros de control parental para bloquear el acceso a páginas con contenidos no aptos para menores. Navegadores actuales como los de Google, Microsoft, Yahoo, entre otros, permiten realizar estos filtros de forma muy sencilla.
“Cuando se crea un perfil en una red social, configurar adecuadamente la privacidad para que el contenido que se publique sólo pueda ser visto por sus amigos, que son quienes conocen personalmente”, subraya el informe.

Fotos y geolocalización
En cuanto a las actividades diarias, los especialistas de la universidad consideran que no es conveniente subir fotos que muestren dónde viven, información del colegio y actividades deportivas o de esparcimiento que tienen una programación semanal, así como eventos o reuniones a las que asistirán.

Asimismo, los especialistas de la universidad recomiendan también que, si los niños y adolescentes disponen de un teléfono móvil, se debe desconectar la opción de geolocalización; de esta forma las publicaciones no revelan el lugar donde se encuentran en el momento de publicarlas en las redes.

“Cuando se comparten archivos en la red, éstos no sólo puede contener virus, sino que dejan una ventana abierta para que localicen la PC o el dispositivo móvil. Instalar un software confiable y un antivirus es la primera medida, pero luego de compartir el archivo se debe cerrar la sesión de trabajo, para mayor precaución”, advierten.

Finalmente, lanzan una advertencia sobre los contenidos que se publican. Al respecto, piden ser respetuosos y educados con los demás. “Lo que se publica o comunica puede herir o dañar a las personas que queremos y por más que luego lo borremos, esos contenidos quedan en la red. Además, puede haber sido compartida por otros, con lo que perdemos el control de lo publicado”, concluyen.

Denunciar, comunicar

– “Cuando se identifican personas o acciones que perjudican a los demás, se debe denunciar”, sostiene el informe de la Universidad Siglo 21. En este sentido, el estudio afirma que muchas redes sociales cuentan con políticas de contenido.

– Cuando un niño detecta alguna publicación o acción que siente que lo daña, es imprescindible que pueda comunicarlo a los padres, familiares adultos o maestros.

Artículos destacados