Experiencia piloto cordobesa para prevenir muerte súbita

SALUD. El Consejo de Médicos lanzará un operativo especial para salvar vidas.

El Consejo de Médicos de Córdoba comenzará a aplicar “Código Verde”, un operativo para asistir inmediatamente -antes de que llegue la ambulancia- a personas que tengan un episodio cardíaco en su sede institucional. Buscarán extender la práctica a otras entidades en Córdoba.

El Consejo de Médicos de Córdoba pondrá en marcha su proyecto “Código verde”, un operativo interno para la atención de la muerte súbita o paro cardíaco, destinado a todas las personas que se encuentren, en forma permanente o circunstancial, en su sede institucional de Mendoza 251. Con esta idea, el consejo pretende transformarse en un centro modelo de protección, para que luego otras instituciones cordobesas lo repliquen.

La muerte súbita se produce por un cambio del ritmo cardiaco de normal -70 latidos por minuto promedio- a caótico -denominado fibrilación ventricular-, que se torna incapaz de bombear sangre al organismo, en especial al cerebro, que va perdiendo vitalidad rápidamente. El tema es que en cuatro o cinco minutos el paciente queda descerebrado.

“El único tratamiento que puede salvar la vida es el shock eléctrico que se da en el pecho y que tienen los sistemas de emergencias médicas o terapias intensivas. La realidad nos indica que en la ciudad de Córdoba los servicios de emergencia pueden llegar entre 15 y 20 minutos, es decir, cuando ya es tarde. El propósito del Código Verde es tratar de atender a dichos pacientes antes del primer minuto con la Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) y antes de los tres minutos con el Desfibrilador Externo Automático (DEA) y el oxígeno que dispone, mientras se espera la ambulancia”, anticiparon a Comercio y Justicia desde la entidad.

El nombre del proyecto se dispuso porque será disparado con este código un sistema de alarma instalado en las seis plantas del edificio. La iniciativa incluye la capacitación de personal médico y no médico voluntario de la institución en la atención temprana del paro cardíaco de una persona. Se les enseñará las maniobras de reanimación pertinentes, así como el uso del equipo. La llegada a la víctima, que sufrió un colapso, en menos de un minuto de una persona entrenada en reanimación cardio pulmonar, del DEA y del oxígeno en menos de tres minutos puede ser una respuesta a la máxima emergencia médica que es el paro cardíaco.

Antecedentes
El Código Verde, llamado así por el color verde del logo internacional del desfibrilador externo automático, es un operativo que consta de un personal humano y de un equipamiento especial.

“El operativo tiene un protocolo, que comienza en el momento del colapso de una persona hasta la retirada de la ambulancia del edificio. Básicamente, producido el posible paro cardíaco el testigo dispara una alarma que indica en las seis plantas del edificio el piso en el que se produjo la emergencia. Llegada la ambulancia el paciente quedará bajo la atención de los profesionales y el paciente será trasladado a una institución de alta complejidad”, detalla el nuevo proyecto de la Comisión de Extensión a la Comunidad del Consejo de Médicos.

Todo el accionar del operativo quedará registrado en planillas especiales para estudios posteriores. Sin embargo el mencionado DEA retiene en su memoria datos como número de descargas realizadas y tiempo que transcurrido desde que se encendió, entre otros.

Estadística
Según precisó el médico Antonio Pedraza, el infarto agudo de miocardio es la principal causa de muerte de hombres y mujeres en todo el mundo. Produce fácilmente arritmias, fundamentalmente la fibrilación ventricular, que es la responsable más frecuente de este evento fatal en los primeros minutos. Esto motivó, en los países avanzados, a colocar desfibriladores externos automáticos, más comúnmente conocido como DEA, en lugares públicos concurridos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países occidentales las afecciones cardiacas son la causa más frecuente de muerte. Es importante destacar que, en las dos terceras partes de los pacientes, el evento de muerte súbita se produce fuera de los centros asistenciales, y la mayoría en el domicilio o lugar de trabajo (aproximadamente 70%).

Artículos destacados