El Centro Núñez es ahora “Embajada de la Paz”

La iniciativa de extensión a la comunidad que hoy llevan adelante 50 jueces fue distinguida por promover una cultura de paz entre niños y jóvenes cordobeses.

Por su programa “Los jueces en la escuela”, el Centro de Perfeccionamiento “Ricardo C. Núñez” del Poder Judicial de Córdoba fue designado ayer Embajada de la Paz, distinción que otorgan Mil Milenios de Paz y Fundación Paz Ecología y Arte, con apoyo del Comité Internacional Bandera de la Paz -ONG de las Naciones Unidas-, entidades dedicadas promover una cultura pacífica.

Cada año, estas entidades eligen escuelas, instituciones, organizaciones y personas destacadas por su vocación de servicio y compromiso. En esta oportunidad, el centro judicial cordobés enarboló ayer la bandera de la paz como símbolo de su compromiso en la materia.

El programa de extensión a la comunidad que fue destacado aborda los valores de paz, responsabilidad, tolerancia y justicia ante los alumnos de las escuelas del nivel medio de la provincia. La iniciativa nació por impulso de un grupo de magistrados – actualmente son 50-, quienes desde 2004 vienen brindando herramientas para la resolución pacífica de los conflictos que, cada vez con mayor dureza, se les presentan.

“La iniciativa busca que los niños crezcan con la convicción de que la paz es el único modo de participar en democracia y construir ciudadanía. Este año trabajamos en la escuela Roma y el año pasado trabajamos con inspectores, directores, psicopedagogos y mediadores de escuelas de San Francisco”, explicó María de las Mercedes Blanc de Arabel, vocal del Tribunal Superior de Justicia (TJS) e impulsora del programa.

Entre las tantas experiencias compartidas en las aulas tratando el tema de resolución pacífica de conflictos, la jueza destacó una frase que le dijo un niño de seis años y que nunca olvidará: “¿Podría venir a explicar esto a mi casa, a mi papá y a mi mamá?”. Lo que ellos más han valorado del programa es que son escuchados. No están acostumbrados a ser escuchados, ilustró.

“En las bases de la problemática de la violencia está la pobreza, la impotencia, la falta de proyectos, las adicciones y los entornos familiares inestables. Esto genera angustia que se traduce en violencia”, sostuvo la vocal del Alto Cuerpo.

Finalmente, destacó que la distinción es una “semilla”, una contribución de los jueces hacia los niños y jóvenes que compromete a continuar con este objetivo que apunta a la construcción de la paz.

Jueces embajadores

El pasado 21 de septiembre, en el salón Dorado del Palacio de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, se designó embajadores de la Paz a los coordinadores de “Los jueces en la escuela”, los magistrados Rafael Aranda, Cecilia Ortiz y Cristina Beatriz Rodríguez.

Ellos recibieron, en nombre de la institución, la Bandera de la Paz y se comprometieron a contribuir con la construcción de la Cultura de Paz y No Violencia, en el marco del acuerdo firmado con la Unesco, y a promover la unidad en la diversidad mediante el intercambio de información y formación en la temática de la paz.

Ayer, un grupo de alumnos cordobeses junto con jueces participaron del acto donde se enarboló el símbolo. La cita fue en el Auditorio Berta Kaller Orchansky, ubicado en el segundo piso del Palacio de Justicia I.

Artículos destacados