Clases presenciales en febrero: gremios docentes lo rechazan

A menos de un mes del regreso presencial en la ciudad de Buenos Aires, a lo que podrían seguir anuncios de otros distritos, estallan las críticas. Las aulas serán “burbujas de hacinamiento” con el virus en plena escalada, vaticinaron algunos dirigentes de los sindicatos que reúnen a los maestros

A menos de un mes del regreso a la actividad escolar para el completamiento del ciclo lectivo 2020, que distintas provincias (entre ellas Córdoba) han dispuesto de forma excepcional para el primer trimestre de este año, estalló la polémica por la creciente exigencia de presencialidad que se planteó en algunos distritos. Es el caso de la ciudad de Buenos Aires y, en parte, del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, donde para todo este año está previsto (como de hecho puede llegar a ser en todo el país) «una combinación de virtualidad y presencialidad» para el dictado de clases en todos los niveles.

El Gobierno porteño dispuso el regreso a la presencialidad en las escuelas a partir del 17 de febrero, medida que fue rechazada en duros términos por los gremios docentes, que señalaron que las aulas funcionarán como «burbujas de hacinamiento» y pidieron mayores certezas respecto de los protocolos que deberán cumplirse.

El secretario Adjunto del gremio docente Ademys, Jorge Adaro, lamentó que las autoridades porteñas estén planteando el regreso a clases en «burbujas de hacinamiento» en las aulas y se quejó de que la posición de los docentes que piden certezas sobre las condiciones sanitarias se traduzca en «una gran campaña en su contra» y se instale que no quieren el «regreso a clases». 

«¿Cuál es el motivo para que las autoridades insistan en esto cuando hay un rebrote y no han puesto un solo peso para reacondicionar las aulas?», se preguntó Adaro en declaraciones a una radio porteña.

En ese sentido, Adaro apuntó a la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, por proponer las mencionadas «burbujas de hacinamiento».

«Yo las llamo así porque en un aula con 30 chicos, ¿cuál es la posibilidad de mantener el distanciamiento? Ninguna. Y cuando uno se los plantea, ellos dicen: que cada escuela lo resuelva», planteó el gremialista.

Adaro se preguntó «cuál es el motivo para que los gobiernos insistan en la presencialidad sin haber destinado un solo peso al acondicionamiento de las aulas».

Incluso planteó que «desde el año pasado» discuten con las autoridades «cuáles son las condiciones imprescindibles para retomar la presencialidad en las aulas y no han hecho nada», solo llevar adelante, según dijo, «una campaña terrible» que los muestra como «no queriendo volver a clases».

El jueves, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó que «están dadas las condiciones para volver a la presencialidad» en las aulas, con el cumplimiento estricto de todos los protocolos» elaborados por las autoridades sanitarias.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció entonces el retorno a la presencialidad a partir del 17 de febrero.

Al respecto, Adaro dijo que «el anuncio del 17 habla de generalidades, porque no da protocolo concreto sobre el inicio de clases».

«Venimos planteando la falta de infraestructura, de docentes y auxiliares para sostener la higiene, también es un problema el traslado de alumnos a las escuelas y no hemos tenido respuesta positiva o concreta», sostuvo.

Incluso, Adaro propuso en el caso de la ciudad de Buenos Aires, «poner a disposición toda la flota de buses escolares para evitar aumento de pasajeros en transporte público», pero lamentó que «tampoco» hubo una gestión al respecto.

«Así que de ninguna manera podemos suponer que si no hay una política en este sentido no habrá una profundización de la pandemia» sintetizó.

Consultado sobre si habrá medidas de fuerza, respondió que «será una decisión que será debatida en asamblea por los docentes».

En tanto, Hugo Yasky, diputado nacional y secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), lamentó -en declaraciones a la prensa- que “han decidido tomar el tema como el eje central de una disputa en un año electoral», en referencia a Juntos por el Cambio y el tema de la presencialidad.

Agregó que «quieren trazar una línea entre civilización y barbarie: la civilización son los que quieren que la escuela vuelva y los otros son la barbarie».

«Es fácil, le pusieron una fecha al inicio de clases, y cómo se resuelve la pandemia cada director (de escuela) verá”, deslizó.

“Es una absoluta irresponsabilidad”, calificó luego, y remató con que a los que preguntan «qué pasa con las condiciones sanitarias lo tratan como un saboteador y un enemigo público”.

Yasky también diferenció el abordaje del tema en la ciudad de Buenos Aires respecto de las provincias.

«En algunas se trabaja sobre la base de garantizar condiciones que hagan posible la presencialidad, sin negar la realidad y mirando día a día qué pasa con las cifras de contagios, viendo si logramos que la curva baje o la vacuna se aplique de manera masiva”, manifestó.

María José Gutiérrez, secretaria de Nivel Inicial de UTE-Ctera, indicó que hay «muchísimas preguntas sobre el tema de los traslados, las vacunas, los testeos sobre los anuncios que hicieron ayer desde el Gobierno de la Ciudad».

En declaraciones a la prensa, ejemplificó con que «en nuestro nivel estamos hablando de chicos de 45 días hasta 4 años».

«En ese primer segmento, de 45 días, ¿cómo se los va a recibir si no es abrazándolos? ¿Cómo les vas a dar la mamadera?; y a los niños de 3 ó 4 años, ¿cómo vas a hacer para contenerlos si no los podés tocar?», preguntó.

«En nuestro nivel también tenemos un período de adaptación en el cual se indica a la familia entrar a la sala para que el niño no sienta el desapego. En ese caso, estamos duplicando la cantidad de gente en la sala, son cuestiones básicas de la actividad que no fueron tomadas en cuenta», ejemplificó Gutiérrez.

Consultada sobre cómo imagina el 17 de febrero, respondió: «Esperamos que todo se solucione, los maestros quieren empezar, sabemos la importancia de la presencialidad pero con las condiciones necesarias», dijo, y citó la importancia de «vacunar a los docentes y tener las condiciones de salubridad necesarias».

Sé el primero en comentar en "Clases presenciales en febrero: gremios docentes lo rechazan"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados