Argentina le ganó a Brasil y es el primer destino de Sudamérica

Según los últimos datos proporcionados por la Organización Mundial del Turismo, el año pasado llegaron 5,32 millones de visitantes del exterior, mientras que al país vecino arribaron 5,16 millones. La región creció 15%, tres veces más que la media mundial.

Argentina lidera el turismo regional y logró desplazar a Brasil como principal destino internacional de Sudamérica. Es que, según datos del último Barómetro de la Organización Mundial de Turismo (OMT), en 2010 Argentina recibió 5,325 millones de personas, 23,6 por ciento más que en 2009, mientras que al país gobernado por Dilma Rousseff arribaron 5,161 millones de extranjeros, 7,5 por ciento más que el año previo. Así, Argentina superó en 164 mil turistas al gigante vecino, hito que no sucedía desde 1995, según la OMT, cuando el país recibió 2,3 millones de visitantes foráneos frente a 2 millones de Brasil.

De ahí en más, éste creció fuertemente y ya en 2000 recibió casi el doble de viajeros -5,3 millones, frente a sólo 2,9 millones de Argentina-. Y si bien la tendencia se revirtió recién en 2010, se explica por el gran crecimiento registrado en el país durante la última década, sobre todo desde 2003: los arribos treparon 83 por ciento de 2000 a 2010, frente al estancamiento de Brasil, que recibió 2,6 por ciento menos de viajeros en igual lapso, según la OMT.

El dato es más que alentador, sobre todo si se tienen en cuenta las dimensiones de uno y otro país: Argentina tiene 40 millones de habitantes y Brasil 190 millones; y la de este país representa más de 60 por ciento de la economía de Sudamérica y figura entre las diez primeras del mundo por su Producto Interno Bruto (PIB).

A nivel regional, el crecimiento del sector turístico en Sudamérica triplicó el registrado a nivel global, según el informe de la OMT. Así, la tasa de crecimiento del subcontinente fue de 15 por ciento, tres veces más que la media mundial y muy por encima de otras regiones del mundo que tradicionalmente están en la mira de los viajeros, como Europa Central y del Este (9 por ciento); el sur de Europa y su área mediterránea (7 por ciento) o Norteamérica (4 por ciento).

En este sentido, la directora de comunicaciones de la OMT, Sandra Carvao, sostuvo que hay dos temas interconectados que afectaron las tasas positivas de Sudamérica: el crecimiento económico y el desarrollo de la oferta del turismo interregional. “Por otro lado, se está trabajando más en el tema del turismo intrarregional, por lo que hay un flujo cada vez más significativo de turistas entre los mismos países”, puntualizó.

Más aún, Carvao añadió que “es importante resaltar la influencia de los proyectos que promueven los propios países, ya que los gobiernos se han vuelto conscientes de la importancia del turismo y le han destinado más recursos”.

Crecimiento continuado e incertidumbre creciente a nivel mundial

Hasta la fecha, el aumento de las llegadas de turistas internacionales se ajusta en gran medida a la previsión inicial difundida por la OMT a principios de 2011, entre 4 por ciento y 5 por ciento para el año en su conjunto, es decir, una tasa ligeramente superior a la de 4 por ciento, considerada como la media a largo plazo. Dado que los ingresos por turismo internacional se vieron más afectados por la crisis de 2008-2009 y que su recuperación en 2010 fue en cierto modo más lenta que la de las llegadas, cabe prever que en este año se observe aún una mejoría.

Después de un semestre alentador en 2011, el crecimiento del resto del año podría moderarse ya que la incertidumbre ha ido en aumento en los últimos meses, mermando el desarrollo de las empresas y la confianza de los consumidores.

“Debemos ser cautos ya que la economía mundial da señales de inestabilidad y nerviosismo crecientes”, manifestó el secretario General de la OMT, Taleb Rifai. “Muchas economías avanzadas afrontan aún los riesgos planteados por un crecimiento débil, problemas fiscales y un desempleo persistentemente alto. Recuperar un crecimiento económico sostenido y equilibrado sigue siendo el gran reto”, agregó.

Artículos destacados