“Ruidazo” en el Patio Olmos en reclamo del tratamiento en Diputados de la Ley de Alquileres

La agrupación local Inquilinos Córdoba se une a la protesta nacional de la Federación de Inquilinos para pedir que se analice la norma antes de que expire su estado parlamentario el día 30 del corriente

Inquilinos Córdoba se une al “Ruidazo” convocado por la Federación de Inquilinos Nacional para hoy a las 20 en respaldo del proyecto de Ley de Alquileres que ya tiene media sanción.
La agrupación cordobesa convoca a los inquilinos a reunirse en el Patio Olmos a las 20, al tiempo que las organizaciones representativas hacen los propio en las ciudades de La Plata, Santa Fe, Rosario, Neuquén, Corrientes, San Juan, así como en las provincias de Río Negro y La Pampa, según informó a Comercio y Justicia, Maximiliano Vittar, representante de la asociación cordobesa.
El especialista destacó que la convocatoria es para pedir el tratamiento de la ley en Diputados para mañana, es decir martes 27, última instancia posible antes del 30 de este mes, fecha en la que caduca el estado parlamentario de la media sanción lograda por el Senado el pasado 30 de noviembre de 2016.
“Es que esperábamos el tratamiento para el 14 o 21 de noviembre pero entre el Presupuesto y las internas del oficialismo no se ha logrado, a lo que se suma que hoy hay paro de aeronavegantes y el miércoles se cierra el tráfico por el evento del G20, por lo que los diputados no podrán viajar. Entonces la única opción que tenemos es mañana martes”, aclaró el especialista.
La premura es para evitar que se caiga la media sanción y con eso tener que volver a empezar de cero con la presentación del proyecto, según argumentó Vittar.
Como se recordará, el proyecto -que fue aprobado por el Senado hace dos años- fue presentado nuevamente por el Gobierno Nacional este año, con varias modificaciones, al tiempo que en las comisiones de análisis se han ido incorporando más cambios.

Los cambios
Aumentos. Uno de los ejes centrales del proyecto es cómo se estipula el precio de los alquileres y sus incrementos. Así, según lo establecido, los aumentos, que serán semestrales de acuerdo con la modificación oficial, se ajustarán respondiendo a la inflación y a los salarios; para evitar que sea el mercado el que regule los incrementos. Para eso, el ajuste se hará tomando un índice conformado por el índice de precios al consumidor (IPC) y el coeficiente de variación salarial (CVS), que elabora el Indec.
Plazos del contrato y garantías. Otro cambio significativo es la extensión de los contratos de dos a tres años, siempre que se trate de locaciones destinadas a vivienda. Con esto, se busca aliviar a las familias que ante los incrementos solicitados a la hora de renovar un contrato se ven obligadas a cambiar de vivienda cada dos años. Además, se aceptarán como variante de garantías los recibos de sueldo, aval bancario o seguro de caución.
Comisiones inmobiliarias. Las comisiones por los servicios de las inmobiliarias pasarán a ser un gasto del dueño y no del inquilino, uno de los puntos que critican los corredores inmobiliarios.
Cargas y registro. Los gastos vinculados al uso habitual de la vivienda están a cargo del inquilino, es decir, el pago de servicios mensuales y bimensuales, y de las expensas comunes. Las expensas extraordinarias –vinculadas a arreglos en los edificios, por ejemplo–, deben estar a cargo del propietario.
El proyecto también establece que los contratos deberán ser registrados por el propietario ante la AFIP.

Artículos destacados