Quieren que las notebooks también se graven con 21%

El proyecto de ley que otorga beneficios impositivos a la industria electrónica de Tierra del Fuego y gravará con 21 por ciento los artefactos importados volverá a la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, donde se le realizarán modificaciones, según aprobó ayer la Cámara de Senadores en el recinto.
Los cambios obedecen a que la Cámara de Diputados introdujo en el proyecto original un texto referido a aparatos que debían estar excluidos del impuesto.
Al pedir la vuelta a Comisión, el presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, solicitó que el tema vuelva a ser analizado “para volver a convocar a los funcionarios del área de Producción e Industria”.

Cámara empresaria

Por su parte, la Cámara Argentina de Comercio (CAC) advirtió ayer que si se aprueba el proyecto de ley que estimula la producción de tecnología en Tierra del Fuego “se encarecerán productos que hacen al desarrollo y se estimulará el mercado ilegal”.
Así, la entidad reclamó “un amplio debate” de la ley ante la posibilidad de arribar a propuestas superadoras que protejan el desarrollo industrial de Tierra del Fuego sin desmedro de los intereses de la mayor parte de la población y del acceso a la más moderna tecnología.
En este marco, Carlos de la Vega, presidente de la Cámara. afirmó que coincide “con la necesidad de impulsar la producción local”, pero puntualizó que “la aplicación de este tipo de políticas debe realizarse evaluando sus costos previamente de manera precisa”. Más aún, la entidad opinó que se debe analizar quiénes serán los beneficiarios y haciendo saber el impacto que sus disposiciones tendrán en la economía y en la sociedad”.

Además, advirtió que si se aprueba el proyecto “se encarecerían productos que hacen al desarrollo tecnológico, las comunicaciones, la educación, el confort de los hogares y la productividad de las empresas y de la economía en general”. En este marco, remarcó que “hasta el momento no se conoce la capacidad de producción ya instalada para sustituir con fabricación local esos productos, si existen planes en marcha para hacerlo y si hay compromisos para realizar inversiones con ese fin”.

Artículos destacados