Primeras heladas afectan los rindes del agro cordobés

Los cultivos de la provincia fueron afectados de diferentes maneras por las primeras heladas del año, devela un informe de la Cámara de Cereales.
Sobre los sembrados tempranos -o siembras de primera- los efectos fueron mínimos, considerando lo avanzado de la cosecha al momento de las heladas. En cambio, en los cultivos de segunda, tardíos o los resembrados hasta finales de enero, el impacto es de importancia según el momento fenológico en que se encontraban los mismos, dice la cámara.
A comienzos de la semana del 14 de abril acontecieron en la totalidad del territorio provincial las primeras heladas del año, muy adelantadas de acuerdo con las fechas promedio de las estadísticas del Servicio Meteorológico Nacional. Esta situación inusual logró impactar en el agro.

Ciclo productivo

El informe señala que cuanto menos avanzado es el estado reproductivo (técnicamente R3), peor es el daño que se ocasiona en los cultivos. A medida que avanza ese estado (R7), las pérdidas disminuyen en cuanto a merma de kilos, pero se mantiene en alto la disminución de calidad del grano. En las sojas de segunda existe una muy amplia variabilidad en estos estados, producto de la extensión de la fecha de siembra y la necesidad de resiembra que caracterizó esta campaña. Las más comprometidas serían aquellas que aún no llegaban a madurez fisiológica, ya que interrumpen el proceso normal de formación y llenado de granos. Las hojas heladas se traducen en una disminución de Índice de Area Foliar (IAF), que podrían repercutir en pérdidas variables de rendimiento final.

Sin embargo, en las sojas más avanzadas se observa acortado de ciclo en unos 15-20 días, con lo cual se espera disminución en el peso de los granos, pérdidas de calidad por contenido variable de semilla verde y tal vez pérdidas de rendimientos que aún no pueden ser cuantificadas con precisión. Los maíces de segunda o tardíos, que ya estaban en estado de grano lechoso o pastoso en la zona Centro y Norte del territorio provincial, podrían resignar parte de su alimentación por pérdida de funcionalidad de hojas y sistemas de conducción.

Otros cereales tardíos del sur provincial no habrían sido demasiado afectados. Alguna merma de rendimiento o calidad evidenciarán en la cosecha maíces del Departamento Gral Roca. Algunos maíces sembrados tarde (20 de enero) se perdieron por completo.
En cuanto al maní, la mayoría de las operaciones de arrancado fueron detenidas con la suficiente anticipación de manera de evitar los daños que provocarían las anunciadas heladas. En los lotes que aún faltaba tiempo para poder arrancar, la pérdida de funcionalidad de las hojas ha sido importante, aunque el impacto en el rendimiento y calidad no sería grande.

Perjuicios
Los más comprometidos serían aquellos cultivos que aún no llegaban a madurez fisiológica, como la soja y el girasol.
En el departamento General Roca algunos maíces de sembrado tardío se perdieron en su totalidad.
<st

Artículos destacados