Podría aumentar hasta 30% el precio de las PC

El proyecto de ley 7-PE-09, elevado a la Cámara de Diputados de la Nación y que propone aumentar la carga impositiva a los productos informáticos, electrónicos y electrodomésticos que se importen a la Argentina y se fabriquen en el país fuera de Tierra del Fuego, podría incrementar hasta en 30% el precio final de ciertos bienes como notebooks y PC, según denunciaron fabricantes nacionales del sector y miembros de la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (Camoca).
“Existe un consenso de toda la industria con respecto a las consecuencias negativas de esta ley que atenta contra los puestos de trabajo y la inversión en el sector, así como está comprobado que, al aumentar el precio de los productos, deteriorará la demanda. Además, ampliará la brecha digital y a mucha gente le va a costar más acceder a este tipo de herramientas”, argumentó a Comercio y Justicia, Gustavo Vilches, vicepresidente de Sicsa/Olivetti, empresa argentina fabricante de PC y notebooks.

Según miembros del sector, la aplicación de esta norma producirá un incremento de 30% en el costo de las notebooks y de 12% en el costo de las PC. “Por ejemplo, una PC con monitor de 19” que hoy cuesta $ 2599 pasaría a costar $ 2899 y el precio de una notebook de $ 2999 pasaría a $ 3899”.
Vilches rebate los argumentos oficiales sosteniendo que le resulta incongruente “que el gobierno presente por un lado una agenda digital bien diseñada y por el otro se contraponga con esta iniciativa”. Además afirma que los productos que contempla la ley no son suntuarios como los clasifican en el documento, son herramientas para trabajar y estudiar.
“La mayoría de los países está respondiendo a la crisis con paquetes de estímulo al sector de las TIC. Esta medida se contrapone con esa tendencia mundial y puede acrecentar los efectos de la crisis en todos los sectores económicos”, agregó.

La propuesta por parte del empresario es discutir un proyecto de ley de hardware y tecnología a mediano y largo plazo como la que rige en Manaos, Brasil, donde producen componentes para que los fabricantes del resto del país puedan completar sus productos.
Por su parte, Adrián Lamandia, gerente general de Novatech, empresa nacional fabricante de memorias, agregó: “Pretendemos explicarle al gobierno que algunos de los productos contemplados en la ley se fabrican en el país -como notebooks y monitores-, bienes de informática que afectan al mercado de las pymes, estudiantes y usuarios de consumo masivo”.
Según los especialistas, el principal perjuicio para pymes productoras nacionales es que “quedan automáticamente fuera del mercado por no poder competir en igualdad de condiciones con las empresas de Tierra del Fuego que comenzarían a comercializar estos equipos en el continente”.

Según el informe elaborado por la Subcomisión de Informática de Camoca, la suba de la carga impositiva impactará directamente en la industria nacional de hardware, que produce 1.500.000 computadoras y emplea en forma directa a más de 5600 personas en todo el país.
El mercado de notebooks en Argentina en 2008 fue de 600.000 unidades por un valor de 605 millones de dólares. El 60% se vendió por un valor inferior a $ 3000 pesos y 80% por debajo de $ 4000. “Este producto tiene un alto nivel de elasticidad de la demanda, dado que a medida que aumenta el precio cae el volumen de manera significativa”, según el comunicado.
El informe repara también so

Artículos destacados