Moda, diseño y calidad son el modelo de éxito de Prüne

Profundo conocimiento de la moda y el diseño combinados con materia prima de calidad (Argentina es el principal exportador de cuero del mundo), es la fórmula perfecta que pone en práctica Prüne para regionalizar su concepto exitosamente.
La empresa que nació hace 30 años y que desde hace diez es reconocida por su producción de carteras, cinturones, zapatos, camperas y demás accesorios de cuero, tiene un ambicioso plan de crecimiento que prevé instalar locales propios y franquicias en el país y en Latinoamérica.
Según señaló a Comercio y Justicia Lucas Farrell, su director, la empresa con sede en Buenos Aires tiene 25 locales propios entre la provincia y Capital Federal, 35 franquicias en el país -de las cuales tres están en Córdoba (Patio Olmos, Córdoba Shopping y en Río Cuarto)- y cien puntos de venta en locales multimarca.
En el marco de sus planes para este año, Prüne ya instaló cinco locales en Buenos Aires y tiene previsto abrir en lo que resta de 2008 siete franquicias, en Chaco, Neuquén, tres más en Buenos Aires y un segundo local en Salta.

Entre 2009 y 2010 continuará expandiéndose con locales propios en Buenos Aires y con franquicias, entre las cuales posicionará una cuarta en Córdoba, en el shopping que construirá el grupo Cencosud al noroeste de la ciudad (zona de la avenida Cárcano).
También se diversificará en Latinoamérica, donde ya tiene presencia en Paraguay, Uruguay, Perú, Ecuador, México y Bolivia. “Dependiendo del mercado de cada país, abriremos de uno a cinco locales en Chile, Colombia, Venezuela, Ecuador y Brasil”, dijo Farrell. Además de Paraguay (uno), Montevideo (tres) y Perú (uno), entre otros.
“Por nuestra ventaja competitiva que conjuga alta moda y accesibilidad (marca elegida por público heterogéno), es de alto riesgo poner las fichas en el mismo país en donde ya hemos actuado durante 30 años. El modelo exitoso da para posicionar la marca en el mundo, aspirando a dar un tercer salto hacia Estados Unidos y Europa”, afirmó Farrell.
La facturación de la empresa viene aumentando 60% en relación con 2007, teniendo en cuenta las nuevas aperturas. Si a esto se le descuenta la inflación, las ventas aumentaron 40%.

La empresa tiene su fábrica en Buenos Aires, que produce 25 mil carteras por mes. Para sostener su crecimiento tiene en vista construir una planta que duplique la producción en un terreno que ya adquirió en la provincia de Buenos Aires. A su vez, trabaja con talleres propios, con proveedores y con importadores. Además de accesorios en cuero, vende bijouterie, anteojos, perfumes y prepara una línea de relojes, para el año que viene.

Artículos destacados