Menor confianza en la construcción como ahorro

Mientras el año pasado 70% de los encuestados en el Estudio de Opinión Construya la consideraba la mejor opción para el resguardo del capital, este año sólo 45% la calificó como tal. Plazos fijos y bonos crecieron en la preferencia de los empresarios.

Según el 10º Estudio de Opinión Construya, 45% de los encuestados calificó la construcción como el mejor método de ahorro; no obstante, ese porcentaje disminuyó con respecto a la medición realizada en noviembre de 2015, que registró 70%.

La baja porcentual en la percepción de los encuestados puede explicarse por el crecimiento de la opción de plazo fijo y bonos públicos.

El notable crecimiento de la opción plazo fijo capturó 15% de las respuestas y los bonos públicos argentinos obtuvieron otro 11%. Entre ambas se distribuyeron 20 puntos porcentuales de los 25 perdidos por la construcción como mejor forma de ahorro.

De todas maneras, el estudio mostró una visión optimista del futuro de la construcción, ya que la mayoría de los empresarios del sector prevé una mejora del desempeño de su actividad. Del total de los encuestados, 39% afirmó que habrá una evolución positiva de su actividad en los próximos doce meses y 28% consideró que la misma se mantendrá igual.

El informe indicó que en la evolución de la construcción durante los últimos doce meses, 18% de respuestas la calificaron como positiva, mientras que 28% indicó que el nivel de actividad se mantuvo y 54% consideró que disminuyó.

Las inmobiliarias, los constructores y los distribuidores de materiales fueron los que registraron las mayores proporciones de respuestas positivas. Las inmobiliarias fueron las más contundentes en cuanto a la valoración positiva de la actividad, ya que 61% consideró que ésta crecerá en los próximos doce meses y sólo 18% se inclinó por una nueva caída.

Ventajas y desventajas
Otro aspecto de la encuesta se centró en las condiciones que facilitan llevar adelante el negocio, siendo la opción “crecimiento de la actividad económica” la principal respuesta elegida por los encuestados.

En segundo lugar se ubicaron las opciones “falta de alternativas rentables donde invertir los pesos argentinos” y “crecimiento de las obras privadas”. El tercer puesto fue para “mayor financiamiento”.

Mayor costo de la construcción y menor financiamiento fueron las dificultades marcadas por los empresarios para llevar adelante su negocio. El aumento del precio del metro cuadrado en dólares y la menor demanda se ubicaron por debajo en la lista de trabas para el desarrollo de la actividad.

La encuesta también indicó que los sectores que promovieron la construcción en su región en los últimos cuatro meses fueron el del comercio (20% de las respuestas) y el agropecuario (18%). Detrás, se ubicaron Servicios (excepto Turismo), en 14% de las valoraciones; Industria, con 12%; Gobierno, con 11%; Turismo, nueve por ciento; Inversión Privada, ocho por ciento y Minería, dos por ciento.

Artículos destacados