Junior B se consolida como la cadena de comida rápida más grande de Córdoba

Cuando diez años atrás Marcos Bertorello, con sólo 19 años, decidió abrir un local de delivery de pizzas en Villa Carlos Paz, nunca imaginó que en pocos años Junior B se convertiría en la cadena de restaurantes de comidas rápidas más grande de Córdoba. Así, en ese lapso comenzó su expansión, primero en la localidad serrana y más tarde (2007) con la radicación en la ciudad de Córdoba, donde actualmente cuenta con locales en Nueva Córdoba, Recta Martinolli y, para junio, con una apertura ya proyectada sobre la avenida Rafael Núñez. Más aún, el año pasado la cadena dio sus primeros pasos en el interior y concretó una franquicia en la localidad de Marcos Juárez, según explicó a Comercio y Justicia el emprendedor gastronómico.

“El objetivo para este año es terminar de consolidarnos en la ciudad de Córdoba. Con la nueva apertura, en el Cerro, que nos demanda una inversión de 500 mil pesos, proyectamos hacer el local más grande y buscamos que sea la obra arquitectónica gastronómica emblemática de la zona”, indicó Bertorello. Agregó que el nuevo local tendrá una capacidad de 300 cubiertos, contará con un deck de 300 metros cuadrados y un salón del mismo tamaño.

Actualmente, la cadena gastronómica -que es una empresa familiar- cuenta con una plantel de 150 empleados distribuidos en todos los locales.

Por el interior y más allá
Además de establecerse en esta provincia, la cadena de restaurantes también proyecta inauguraciones en otras capitales provinciales. Por caso, en estos días están evaluando la posibilidad de establecerse en Mendoza. “Si bien recibimos pedidos para abrir nuevas franquicias casi a diario, tratamos de elegir muy cuidadosamente los lugares donde queremos que Junior B esté presente”, puntualizó, y agregó que la proyección es llegar a tener unas 20 franquicias en un corto plazo.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Más aún, la marca Junior B ya está registrada en los países vecinos de Chile, Brasil y Uruguay con la perspectiva de, en poco tiempo, poder llegar a ellos.

Centro de distribución
Una de las acciones que permitió que la empresa se ampliara fue la instalación, en Villa Carlos Paz, de un centro de compra, producción y distribución. Desde allí se abastece todos los locales de la cadena. El objetivo de este espacio es la estandarización de la materia prima y el control de calidad. “Es una de las cosas más características que tenemos, ya que es el único centro de producción gastronómico de Córdoba. Para un franquiciado, esto significa una ventaja y es una muy buena alternativa en cuestiones operativas, pues es más fácil de controlar ya que el rubro gastronómico suele ser muy complicado”, indicó el empresario.

En este marco, en tres meses la planta certificará normas ISO, ya que reúne todos los estándares de calidad. En lo que respecta al sistema de franquicias, el canon de ingreso es de unos 30 mil pesos y, luego, unos 1.500 pesos por metro cuadrado para acondicionar el local.

Más datos
– Cantidad de locales: seis (tres en Carlos Paz, dos en Córdoba, uno en Marcos Juárez). En junio inaugura otro en el Cerro de las Rosas.

Artículos destacados