Industria tecnológica local pide participar del proyecto municipal

Pablo De Chiara, presidente del CCT.

El Cluster Córdoba Technology asegura que el sector está sobrecapacitado para proveer al Estado como contratista de sistemas de estacionamiento medido. Asegura que la universidad no puede reemplazar al rol empresarial en la generación de empleo genuino.

El Cluster Córdoba Technology (CCT), como entidad que agrupa a empresas expertas en informática y desarrollo de software de Córdoba, reivindicó su solidez industrial y su disposición en materia de recursos humanos, tecnológicos y excelencia de calidad, ante el proyecto reflotado por la Municipalidad de Córdoba sobre el nuevo sistema de estacionamiento medido, al que no fueron convocados.

“EL desarrollo del software es una actividad propia de la industria y las empresas del CCT -como principales hacedoras- deberíamos haber sido convocadas por la Municipalidad para formar parte de este proyecto”, dijo el presidente de la entidad, Pablo de Chiara.

“No queremos que se baje la idea del desarrollo por parte de la Facultad Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), pero si queremos formar parte, es decir, estar en igualdad de condiciones”, añadió.

La agrupación, como defensora de la industria informática de Córdoba, pone de relieve en esta ocasión uno de sus principales objetivos, el de bregar por el crecimiento de la industria como generadora de trabajo genuino. “Si el Estado, como uno de los principales contratistas no da a lugar, la industria se destroza”, remarcó el titular del CCT.

De Chiara entendió que, por su rol institucional, la casa de altos estudios no puede generar fuentes de empleos genuinos; por el contrario, dijo, se trata de grupos de alumnos, profesores y egresados que se abocan a un proyecto particular. “La universidad no puede reemplazar el rol que las empresas tienen en la sociedad”, enfatizó

Comprendió que la decisión de la Municipalidad puede haberse debido a la necesidad de transparencia ante la opinión pública pero, agregó, se podrían haber arbitrado los recursos necesarios para convocar a las empresas mediante mecanismos claros e igualitarios para todas.

“La universidad no está para competir con las empresas en la elaboración de los productos y en la generación de trabajo, la universidad puede ser un buen organismo de control, de fiscalización, de investigación y de apoyo”, subrayó.

La postura de la entidad empresarial es apoyada por la Unión Industrial de Córdoba, que defiende el rol de las empresas como promotoras de trabajo y generadoras del movimiento económico y comercial en las ciudades.

Artículos destacados