Gustavo 1º frena aperturas y registra caída del 15%

Gustavo Primero, una de las florerías de mayor trayectoria en Córdoba, reconoce que las ventas han caído más de un 15% y pone paños fríos a su planes de abrir más sucursales en la ciudad.
“La venta de la flor es lo primero que se resiente cuando hay crisis, y cuando la situación empieza a acomodarse es lo último que se reactiva”, explicó a Comercio y Justicia el presidente de la firma, Edgardo Boeykens.
“El cliente comprador de flores generalmente no escatima precios, pero este año notamos que el que adquiría una docena de rosas se vino a media y el de media lleva sólo tres”, ejemplificó el directivo.

Los productos se destinan principalmente a un público de clase media o clase media alta a media”, ejemplificó el director. Además del público consumidor de arreglos para obsequiar, que representa el 75% de las ventas de la empresa, se encuentra el sector que adquiere las ofrendas para los difuntos.
Lejos de estar impulsada por la coyuntura, la baja registrada en lo que va del año responde también a que un día clave para el sector como lo fue San Valentín, o como lo será el próximo Día de la Mujer, caen en días sábados o domingos. “Hay un porcentual imporante de público que no está”, dijo Boeykens.
Para sortear esta situación, la firma, que en abril cumple 32 años de presencia en el mercado, ajustará “al máximo” sus gastos y erogaciones, a la vez que adecuará la obtención de mercadería al menor flujo de ventas diarias.

Asimismo, la firma dejará en “stand by” el proyecto de abrir nuevas sucursales para el que ya había evaluado tres zonas en la ciudad.
En Córdoba hay muchas florerías de trayectoria como Las Lilas y La Japonesita. Según el socio de Gustavo 1º, el negocio es rentable en la medida en que se acredite experiencia y conocimiento del producto. También es necesario actualizarse en novedades de packaging, nuevas flores, tendencias, armado de composiciones, etc. Por cierto, dijo el directivo, la firma asiste a por lo menos cuatros exposiciones anuales del sector.
“Es un negocio de años, hay que saber atender, ofrecer nuevos servicios, invertir en publicidad y marketing, hay que innovar”, detalló.

“No es algo que podés armar en un año, ya no existe el que se instala en una tabla y comienza a vender claveles en el garage. Hay que saber e invertir”, remarcó y agregó que para vender “estos productos se necesita un capital interesante porque si no comercializa se tira”.
La firma, a través de Selene SRL, importa flores naturales de Colombia y Ecuador, que luego distribuye en varias zonas del país como Santa Fe, Tucumán y la región de Cuyo. A través de la marca, Gustavo 1º vende al público en sus dos sucursales, una ubicada en San Juan 498 y la otra en la calle General Paz.

PRECIOS BLANCOS
Los precios se mantienen estables desde el 2008. Los únicos costos que han aumentado son las flores de importación, por la suba del dólar. Una docena de rosas de tallo largo cuesta $100, una de tallo medio $65 y las coronas a partir de $230.

Artículos destacados