Carrefour lanza hoy sistema telefónico para precios bajos

A partir de hoy la cadena de hipermercado Carrefour Argentina implementa en Córdoba el sistema Teléfono Rojo Carrefour.
El sistema alienta a los clientes a comunicarse al 0 800 122 7783 (Pruebas), en caso de encontrar mercaderías -en otras cadenas nacionales o locales de supermercados o hipermercados- con precios más baratos de los ofrecidos por Carrefour.
Tras la recepción del llamado, que puede ser gestionado tanto por un consumidor que efectivamente haya comprado un producto, o bien, por quien sólo haya tomado conocimiento de la diferencia sin haber adquirido la mercadería, la cadena Carrefour se compromete a bajar el precio en menos de 48 horas.
La información, confirmada a Comercio y Justicia por Néstor Sist, gerente regional del Grupo Carrefour, apunta a fortalecer el compromiso de de la firma de mantener los “precios más bajos” del mercado.

El precio quedará fijo hasta tanto la firma vuelva a chequear los costos en el mercado, momento en el que se decide modificarlo si es necesario. En línea con la estrategia de la firma, el grupo realiza cerca de cinco mil chequeos semanales de precios a los fines de resposicionar los costos de la mercadería en los niveles más bajos.
“El sistema servirá para modificar el precio de algunos productos que se puedan escapar a los cinco mil chequeos semanales”, explicó el directivo.
Córdoba es una de las primeras provincias en la que se implementará la inicitiva, que también se replicará este año en todas las localidades donde la cadena tiene presencia.

Caídas del pasado

Como en la mayoría de los casos y en general en todos los sectores comerciales, Sist confirmó que durante los meses de junio y julio Carrefour viene registrando una caída en las ventas de los bienes durables de entre el 15 y el 20 por ciento. “En lo que respecta a productos de bazar, electrodomésticos, audio, entre otros, la bajas se han debido fundamentalmente al hecho de que las tarjetas de crédito han acortado los plazos de pago”, indicó Sist, al tiempo que estimó que la crisis con el campo incidió en menor medida en los resultados.
Por el contrario, en el rubro alimentación las ventas se han mantenido estables pese al desabastecimiento de algunos productos, como la harina y el aceite. “La gente compró en esos casos sustitutivos”, fundamentó Sist, quien aseguró que hoy el abastecimiento es normal.

Artículos destacados