Cadena local de restaurantes se multiplicará en el interior

Tras su última apertura, el restaurante SHA, típico en Córdoba por sus tradicionales tablas de quesos y fiambres, se apresta a lanzar un sistema de franquicias que le permita expandirse en el interior de la provincia y en el resto del país.

La cadena cordobesa con más de siete años en la plaza inauguró la semana pasada su cuarto restó en barrio General Paz, en la calle Esquiú al 500; éste se suma a las bocas instaladas en Nueva Córdoba, Alta Córdoba y Cerro de las Rosas. Junto con la inauguración del nuevo local, SHA presenta su sistema de franquicias, por medio del cual busca entregar “llave en mano” cualquiera de las cuatro bocas que administra en la plaza.

“Luego, hacia el 2010 buscamos expandirnos a través de este modelo en localidades como Villa María, Río Cuarto y Buenos Aires”, adelantó a Comercio y Justicia Hernán Alterman, socio de la empresa.

“La inversión inicial por cada restó, entre fondo de comercio, infraestructura, marca y know how es de aproximadamente 300 mil pesos”, agregó Alterman.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

La cadena invirtió 250 mil pesos en el último establecimiento, que cuenta con un espacio de 300 m2 y capacidad para 200 cubiertos.

Repunte protagónico
La actividad gastronómica repuntó casi un 30% tras la fuerte caída que sufrió en el 2008, entre la crisis del campo y el conflicto internacional. Frente a una merma de más del 50%, el sector mejoró pero no logró aún llegar a los niveles de crecimiento registrados en el 2007.

La situación condujo a una depuración del mercado, en el que sólo permanecen los operadores reconocidos. “Los nuevos inversores deben acarrear con costos muy altos de alquiler, incrementos en los insumos y fondos de comercios imporantes, cuyos montos mínimos no bajan de los 200 mil pesos”, aclaró Halterman.
n La rentabilidad del rubro cayó más de 10 puntos porcentuales desde el 2008 hasta la fecha.

Artículos destacados