Banghó potencia sus soluciones corporativas desde Córdoba

Ricardo Castro. “Lanzaremos una línea corporativa para Pymes, para usuarios exigentes a nivel de empresas, pero con precios accesibles”.

Instala una estructura exclusiva para atender el crecimiento tecnológico de las grandes y pequeñas empresas con productos diseñados para el segmento. La compañía busca crecer 20% en volumen de unidades. Su máximo valor: adaptación al mercado argentino y atención local.

Banghó Argentina vuelve a dar otro paso decisivo en su estrategia por captar una mayor porción del mercado corporativo.

Tras crear hace tres años la línea de portátiles exclusiva para el segmento empresarial -Banghó Profesional- y fortalecer su comercialización en Buenos Aires, hará lo propio en el interior del país, siendo Córdoba la punta de lanza en esta expansión.

“Lucio Herrera será el gerente corporativo de la compañía en Córdoba, sede que atenderá la región Centro y NOA (Catamarca, Córdoba, Santiago del Estero, La Rioja, Tucumán, Jujuy y Salta)”, anticipó a Comercio y Justicia el gerente Comercial de Banghó, Ricardo Castro.

“El ejecutivo trabajará de cara al mercado, mostrará las tecnologías, brindará asesoramiento a las empresas para implementar sus migraciones y apoyará los canales comerciales de siempre”, especificó.

Acompañará esta apertura un nuevo lanzamiento en el que se embarcará la compañía nacional.

“Con la creación del área de soluciones corporativas generamos un producto para las grandes empresas. Ahora esta gama se dividirá en dos, con lo que daremos lugar a equipos exclusivamente destinados a pymes: para usuarios exigentes a nivel de empresas, pero a precios muy accesibles”, aclaró el gerente.

Más que el consumo
Del total de las ventas de Baghó, 50% está destinado a productos de consumo masivo, mientras que el porcentaje restante se reparte entre Gobierno y Licitaciones (35%) y las soluciones corporativas propiamente dichas, entre 15% y 20% aproximadamente.

Con esta apuesta, el objetivo de Banghó es continuar engrosando las filas de las ventas corporativas, visión que tendrá como principal sustento el verdadero crecimiento del mercado.

«Los productos corporativos, tanto para Gobierno como para empresas, pueden crecer más de lo que crece el consumo. Tanto los entes oficiales como las empresas tienen un retraso tecnológico importante, con lo cual la opción corporativa es muy válida y vamos por muy buen camino”, precisó Castro.

Con todo, para este año la compañía proyecta crecer en volumen de unidades alrededor de 20%, sobre una base de fabricación de 380 mil unidades alcanzada el año pasado, con una facturación de 280 millones de pesos.

“Nuestros ejes de crecimiento pondrán foco en todos los segmentos. Además de estas acciones puntuales en el área corporativa, venimos muy bien en Gobierno y en consumo, donde lanzaremos nuevas líneas de aquí a fin de año”, indicó, y a su vez también fue realista al vaticinar una leve caída en las ventas generales, por causa de la recesión general.

“Es un mercado golpeado por la situación económico-financiera, no hay cuotas y desde luego se va a resentir. No obstante, seguimos ‘bajando línea’ a nivel gerencial para que la estructura salga a buscar crecimiento”, añadió.

La ventaja del “jugador local”
En todas sus líneas de productos Banghó compite palmo a palmo con primeras marcas internacionales, muchas de ellas ya fabricantes en Tierra del Fuego, como Lenovo y Toshiba.

Lejos de los precios y las prestaciones tecnológicas, la compañía se jacta de poseer unos de los máximos valores agregados, sobrevaluados por los clientes: la presencia local.

“Una de nuestras significativas virtudes es la capacidad de adaptarnos a las necesidades del mercado argentino. Tal es el caso de la línea que vamos a lanzar para el segmento corporativo pyme, en la que abordaremos sus exigencias en materia de tecnología como de bolsillo. Otro punto es que por estar en el país, nuestras estrategias comerciales aceleran los procesos y son más rápidas de implementar. Esa gimnasia de bajar una directiva al instante, de ser local, es una gran ventaja”, explicó el ejecutivo.

La estructura local facilita el asesoramiento y la calidad de atención, otro valor altamente buscado por el público argentino, según precisó Castro.

Entre los servicios que ofrece Banghó Profesional se destaca el exclusivo Soporte Onsite, pensado para las empresas que requieran asesoramiento y atención personalizada en sus instalaciones.

Este servicio provee niveles de respuesta satisfactorios que permiten resolver los inconvenientes técnicos y garantizar el funcionamiento de los equipos.

Asimismo, Banghó+ ofrece una mesa de ayuda, stock permanente de repuestos y un laboratorio de soporte técnico.

Artículos destacados