lunes 4, diciembre 2023
El tiempo - Tutiempo.net
lunes 4, diciembre 2023

Cómo la falta de recursos afecta las decisiones de corto y largo plazo

ESCUCHAR
ESCUCHAR

Por Luz Saint Phat / [email protected]

Según estudios internacionales, la escasez tiene un impacto decisivo en cómo se planifica el futuro

Sin dudas, la falta de recursos condiciona significativamente las decisiones que las personas toman en relación a su futuro. 

Aún así, un conjunto de experimentos demostraron que la escasez no siempre es la peor consejera y que, dependiendo las circunstancias, puede ser una variable razonable para pensar y medir el impacto de las acciones. 

Esto lo indicó un nuevo parte de prensa de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) al indicar los resultados de investigaciones sobre este tema. 

“Cuando las personas sienten que sus recursos son escasos (que no tienen suficiente dinero o tiempo para satisfacer sus necesidades), a menudo toman decisiones que favorecen las ganancias a corto plazo sobre los beneficios a largo plazo. Por eso, los investigadores han argumentado que la escasez empuja a las personas a tomar decisiones miopes e impulsivas. Pero un estudio respalda una visión diferente y menos extendida: las personas que experimentan escasez toman decisiones razonables en función de sus circunstancias y sólo priorizan los beneficios a corto plazo sobre las ganancias a largo plazo cuando la escasez amenaza sus necesidades más inmediatas”, indicó la misiva en su introducción. 

La conclusión es parte del artículo de investigación “Escasez y elección intertemporal”, escrito por Eesha Sharma, Stephanie Tully y  Xiang Wang.

Con precisión, el equipo de investigación realizó una serie de pruebas con el objetivo de distinguir dos ideas en relación a estos temas. La primera refiere que la elección de las personas por alternativas que ofrecen ganancias a corto plazo reflejan impaciencia e impulsividad. Por otro lado, la alternativa es que se trata de rasgos de personalidad relacionados con la intencionalidad y la deliberación. 

Sobre la base de estas hipótesis, los académicos examinaron cómo cambian las decisiones cuando se ponderan variables que dan cuenta de escasez de recursos.

«Las necesidades existen en un amplio horizonte temporal», afirmó Tully, sobre este punto. «A menudo pensamos en necesidades inmediatas como comida o refugio, pero las personas también pueden experimentar escasez relacionada con necesidades futuras, como reemplazar un automóvil deteriorado antes de que se estropee, comprar una casa o pagar la universidad. Sin embargo, la investigación sobre la escasez se ha centrado casi exclusivamente en las necesidades inmediatas».

Específicamente, se realizaron cinco experimentos en los que se midieron o indujeron una sensación de falta de recursos en los participantes, y se examinó cómo cambiaban las decisiones que tomaban las personas dependiendo de si esa escasez estaba relacionada con una necesidad a corto o largo plazo.

En general, se descubrió que “cuando las personas sienten que no tienen suficientes recursos para satisfacer una necesidad inmediata, como comida o vivienda, es más probable que tomen decisiones que ofrezcan un pago inmediato”, precisó el parte de prensa.

“Pero cuando la escasez amenaza una necesidad a más largo plazo, como reemplazar un automóvil deteriorado, las personas que experimentan escasez no están menos dispuestas a esperar recompensas mayores y posteriores (y en algunos casos están más dispuestas a esperar) en comparación con las personas que no experimentan escasez”, agregó el texto para dar cuenta de cómo las personas ponderan sus circunstancias al momento de tomar decisiones trascendentales para su economía o sus recursos.

En las diferentes pruebas, “los investigadores encontraron que el efecto del horizonte temporal solo influía en las elecciones de los participantes cuando el pago era relevante para la necesidad amenazada, lo que sugiere que las decisiones reflejaban los intentos deliberados de los participantes de satisfacer la necesidad amenazada” agregó al parte de prensa. 

“En otras palabras, cuando los participantes sentían que les faltaba dinero para una necesidad inmediata, era más probable que eligieran un pago en efectivo más pequeño y más rápido, en comparación con cuando les faltaba dinero para una necesidad a largo plazo. Pero cuando les hicieron sentir que tenían poco tiempo en lugar de dinero, el hecho de que la necesidad fuera inmediata o de largo plazo no afectó si eligieron un pago en efectivo pequeño y rápido o uno más grande y posterior”, indicó el comunicado. 

Importancia

Considerando estos hallazgos, Sharma indicó que la investigación es relevante para la toma de decisiones de casi todos, no sólo de aquellos que viven en la pobreza. «Mucha gente habla de escasez financiera como si fuera intercambiable con pobreza», precisó. «Pero la experiencia de sentir que tus recursos son inadecuados es casi universal; es algo con lo que todos pueden identificarse, porque en algún momento de tu vida, probablemente hayas sentido que no tienes suficiente dinero», agregó. 

Por su parte, Wang indicó que los resultados también tienen implicancias sobre qué tipos de intervenciones pueden ayudar a las personas a tomar mejores decisiones a largo plazo, tanto en materia financiera como en otros aspectos.

«Comprender las experiencias de escasez es fundamental, especialmente porque los factores de la sociedad (el cambio climático que afecta el suministro de agua y alimentos, la inflación que afecta el costo de vida y formas de publicidad más específicas fabrican cada vez más las necesidades percibidas) producen desencadenantes interminables de la escasez percibida», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?