Zamboni seguirá a cargo de la investigación por el crimen de Báez Sosa

El juez de Garantías, David Mancinelli, rechazó la recusación de la fiscal. La defensa adelantó que apelará la decisión

David Mancinelli, juez de Garantías que interviene en la causa por el homicidio de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, rechazó la recusación de la fiscal del caso, Verónica Zamboni (foto), que había sido planteada por la defensa de los diez rugbiers imputados por el crimen.

La medida fue tomada en rechazo al planteo del defensor Hugo Tomei, quien además denunció penalmente a Zamboni por creer que cometió delitos durante la instrucción del caso.

En su pedido de recusación, el letrado cuestionó a la fiscal Zamboni por “carencia de objetividad” en la dirección de la investigación y lo que consideró como una “consecuente vulneración de la garantía constitucional de defensa en juicio” de sus asistidos.

Sin embargo, el juez consideró que la fiscal se ajustó a lo prescripto, que la instrucción no estuvo dirigida a ningún otro fin que el que le dio origen y que los planteos realizados no tenían entidad suficiente para remover a la fiscal de su cargo.

De este modo, Zamboni seguirá al frente de la investigación, aunque la defensa adelantó que apelará este rechazo, por lo que el planteo deberá ser resuelto por la Cámara de Apelaciones de Dolores.

En la misma resolución, el magistrado se refirió también a la denuncia penal presentada contra Zamboni por Tomei, para quien la fiscal cometió los delitos de «falsedad ideológica de instrumento público, incumplimiento de los deberes de funcionario público y privación ilegal de la libertad» de los rugbiers acusados por el crimen.

El abogado había planteado la nulidad de una declaración testimonial y de una rueda de reconocimiento, y puesto en duda la validez de las primeras indagatorias, al día siguiente del homicidio: «Esa imposibilidad material, real y concreta de hacer la audiencia en menos de cinco minutos delata que nada de lo descripto en las actas ocurrió», afirmó el juez.

En ese sentido, indicó que la denuncia penal formulada por el defensor no constituía causal de recusación y que admitir lo contrario habría sido instaurar el “forum shopping».

Mientras tanto, la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Dolores l debe resolver en los próximos días sobre la prisión preventiva a ocho de los rugbiers imputados. La decisión está a cargo de los jueces Fernando Sotelo, Luis De Felitto y Susana Yaltone.

Por su parte, los abogados de los papás de Báez Sosa procuran dar con testigos claves, uno de ellos el llamado «sospechoso N°11» y otro, cuya aparición es más reciente, identificado como «José Gordo», quien chateó con Blas Cinalli. Éste le habría comentado lo ocurrido en la madrugada del crimen. «Amigo, flasheamos, matamos a uno».

 

Artículos destacados