Sin clave, los abogados ya no podrán pedir expedientes

La semana próxima, concretamente desde el martes 20 de abril, los abogados matriculados de Córdoba capital deberán acercarse al Palacio de Tribunales I a retirar su clave de identificación personal, que les servirá para realizar distintas gestiones judiciales, tanto en el fuero laboral como en el civil.

Si bien esa password es parte de un programa mucho más ambicioso del Poder Judicial de Córdoba -que apunta en un futuro a la despapelización y al descongestionamiento de las barandillas -, se trata de un paso muy importante y largamente esperado por los operadores judiciales.

A partir de ahora, los letrados de esta ciudad contarán con esa llave de acceso, sin la cual no podrán pedir ni devolver en barandilla ningún expediente ni tampoco consultar por vía remota las causas de las que son parte.

Según adelantó a Comercio y Justicia el vocal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ), Armando Andruet, desde el martes y durante tres semanas habrá diez puestos habilitados en el edificio de Tribunales I. El Alto Cuerpo dispuso que los 7.500 matriculados activos fueran divididos en tres grandes grupos para hacer más ágil la tramitación de la clave (ver cuadro).

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Qué hacer
El trámite es absolutamente personal. Los abogados deberán acercarse con su documento nacional de identidad, su carnet profesional y un formulario que previamente deberán descargar de justiciacordoba.gov.ar. Paralelamente, se les solicitará una dirección de correo electrónico. Con todo ello, un funcionario judicial certificará la identificación del matriculado y le entregará su clave, previo sorteo informático.

Una vez culminado el proceso, el letrado podrá ingresar nuevamente a la web del Poder Judicial y, allí, cambiar la contraseña todas las veces que quiera.

Una radiografía
Hasta el momento, en el Sistema de Administración de Causas (SAC) los abogados sólo pueden acceder a una información limitada: conocer, por ejemplo, si el expediente consultado está prestado, a casillero o a despacho. A partir de ahora, con la clave personal podrán conocer, por ejemplo, cuáles son las partes que intervienen en la causa que tramita y, en un futuro mediato, también podrán tener acceso a los últimos decretos y saber así en qué estado está el expediente.

Consultado por este diario, Andruet advirtió que no se pretende reflejar el expediente completo. “No es un expediente digital; lo que se busca es que los profesionales tengan una radiografía de la causa”, remarcó.

Asimismo, el vocal del TSJ informó que, culminada la entrega de claves, está previsto que el 17 de mayo arranque la puesta en marcha del “nuevo” SAC que, por el momento, funcionará sólo en los fueros civil y laboral.

Mientras tanto, el equipo de informática del Poder Judicial continúa trabajando en la implementación del SAC en los juzgados de Familia, que todavía no cuentan con este desarrollo.

¿Y el interior?

La entrega de claves personales sólo podrá ponerse en marcha en el interior cuando todas las localidades cuenten con el denominado SAC multifuero. Según indicó Andruet, se está trabajando para que en los próximos días se ponga a funcionar el sistema en Río Tercero y se están migrando los datos para ponerlo en marcha en Cosquín. San Francisco y Río Cuarto son algunas de las sedes que aún están pendientes.

<table width="450" ce

Artículos destacados